Titanio y cerámica al servicio de la precisión: BR-X1 Black Titanium Chronograph

La transparencia de la relojería ha cobrado fuerza en las últimas tendencias del diseño. Todo ello exige la innovación en materiales y la visión de diseñadores que hacen posible la entrega de una pieza repleta de capacidades excepcionales.

En este sentido Bell & Ross es una de las Casas que mejor se desempeña en la creación de instrumentos que empujan los límites de lo imaginable al siguiente nivel.

Bajo la personalidad distintiva del reloj cuadrado, hoy destaca una Edición Especial Limitada a 250 ejemplares, y que comulga entre el pasado y el futuro de la horología presentando un calibre mecánico que está a la vista de todos.

Dotado de una comunión extraordinaria de materiales, el conjunto se abraza a la muñeca mediante una pulsera de caucho vulcanizado de alta resistencia y hebilla de ardillón.

Caja: de 45 mm de diámetro desarrollada en titanio de alta resistencia con bisel de cerámica e inserciones de caucho. El fondo luce una abertura que invita a la transparencia gracias a su construcción en zafiro teñido, que deja entrever el órgano regulador.

Calibre: BR-CAL.313, mecánico automático de cronógrafo esqueletizado, el cual luce un pequeño segundero permanente a las 3 h, contador de minutos a las 9 y fechador en punto de las 6 horas.

Carátula: está hecha de cristal de zafiro color gris, luce índices aplicados metálicos recubiertos de tratamiento luminiscente. Todo ello parece flotar, gracias a la transparencia propia de su construcción.

 

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: