The Longines RailRoad, un tributo al ferrocarril

Longines rinde el más grande tributo a  su trayectoria como diseñador de relojes ferroviarios con una nueva edición del clásico reloj de los años 60: The Longines RailRoad. Anteriormente, este modelo se utilizaba para equipar al personal ferroviario y así poder cronometrar los traslados de los trenes en la antigüedad. Al cumplir con elementos tanto estéticos como de precisión, ser le permitía llevar la inscripción “RR”, ahora presente también en la carátula de nueva edición.

La nueva Referencia L2.803.4.23.0 recupera la estética sobria y específica de su antepasado junto con sus características técnicas para concebir una nueva pieza de alta fiabilidad. Para complementar su caja de acero de 40 mm de diámetro y una carátula abombada pulida de color blanco roto, se exhibe una vuelta de horas compuesta por grandes números árabes en color negro, en donde además se incorpora una escala de 24 horas señaladas por manecillas negras brillantes. Su calibre automático L888.2 garantiza precisión y calidad, mientras que la indicación complementaria “280” hace referencia al calibre del modelo original, que en esta ocasión se remplazó por un “888”, en referencia al nuevo movimiento del modelo.

The Longines Railroad posee un fondo con un grabado inspirado en las decoraciones de los relojes de bolsillo utilizados en los servicios ferroviarios de los años 20. Para sujetar la pieza a la muñeca, se incorpora una pulsera de piel de caimán negra que aporta un toque elegante y refinado al modelo.

La primera edición de este reloj es tan emblemática que actualmente se conserva en el museo de Longines de Saint-Imier, y ahora su descendiente promete arrebatar el cariño de los amantes de la Haute Horlogerie. 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Acerca de 

Defiendo mis ideales con convicción. Lo que más me apasiona en la vida es escribir, pues considero que es una forma de plasmar mis pensamientos y hacerlos trascender.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: