The Editor´s Seal: Breguet Tradition 7077 Independent Chronograph

Sí queda más por escribir, quedan más innovaciones por disfrutar y emociones por experimentar…

…Con el nivel de relojería propuesto por Breguet en su colección 2015, nos queda claro que el rumbo de la horología es certero y tan preciso como las Casas de alta estirpe estén dispuestas y facultadas para romper paradigmas, moldes, tal como lo hacía Abraham-Louis Breguet en los siglos XVIII y XIX.

Independencia total

La revolución del mecanismo de cronógrafo independiente y autónomo ha llegado, ¿y cómo es eso? se preguntará usted. Resulta que los relojeros de Breguet se dieron a la tarea de independizar al módulo del cronógrafo y plantear una solución paralela que corre a alta frecuencia, una diferente a la del reloj en general: el mecanismo del reloj, calibre 580DR, late a 3 Hz, mientras que el sistema de cronógrafo es un “reciclador de energía” inspirado en la histórica referencia 4009 de la Casa. Un ingenioso sistema que no pierde el impulso-fuerza que el usuario ejerce en el pulsador para arrancar el crono.

¿Por qué?

La activación del crono podría perturbar al engranaje principal para completar su tarea; no obstante, la complicación del cronógrafo es y fue necesaria durante los siglos anteriores al nuestro. Y retornando en el tiempo, los relojeros de Montres Breguet han equipado a este aparejo con dos engranajes completamente independientes, a fin de que el primero no altere al segundo y viceversa.

BREGUET

Alta frecuencia para el crono

Está comprobado que a mayor frecuencia, mayor precisión de lectura, pues un número de oscilaciones más elevado permite obtener una marcha más regular, dado que las perturbaciones se corrigen con mayor rapidez, por lo que Breguet decidió que su cronógrafo vibre a 36,000 alternancias por hora.

La energía no se crea ni se destruye, solo se transforma…

Si hablamos de un segundo engranaje tendríamos que mencionar una segunda fuente de energía, un segundo barrilete; no obstante, la ley de la conservación de la energía afirma que: “La cantidad total de energía en cualquier sistema físico aislado (sin interacción con ningún otro sistema) permanece invariable con el tiempo, aunque dicha energía puede transformarse en otra forma de energía”. Los maestros relojeros de Breguet decidieron aprovechar el impulso que el usuario suministra al activar la función de puesta a cero: ésta se almacena en un nuevo tipo de muelle que trabaja por flexión, y que ha sido diseñado bajo una geometría que le confiere elasticidad suficiente para proporcionar energía adicional al rearme del muelle, que es capaz de echar a andar al crono por espacio de 20 minutos a una frecuencia de 5 Hz, un conjunto que ha sido patentado. Asimismo, la función del crono está dotada de dos pulsadores atornillados a fin de garantizar la hermeticidad: un pulsador está enfocado al arranque del sistema, mientras que el segundo permite la parada y puesta a cero del mismo (armando inmediatamente la lámina de muelle para una nueva medición). El volante de titanio cuenta con dos sistemas de parada: el primero libera al volante cuando el crono está activo, para bloquearlo con una leva cuando el sistema se detiene, logrando con ello que el volante tenga una posición ideal y recupere instantáneamente la amplitud óptima para retornar al trabajo.

PLAY:

La innovación

En un sistema tradicional, con embrague y rueda de pilares, la acción pulsante de inicio del crono únicamente acciona el mecanismo que, a su vez, obtendrá la energía del barrilete del movimiento y latirá a la frecuencia del reloj, mientras que al detenerse habrá marcado la medición, pero requerirá energía del muelle real restándole reserva de marcha al conjunto.

En esta ocasión, el cronógrafo cuenta con total independencia del calibre de horas, minutos y segundos 580DR con 50 horas de autonomía a una frecuencia de 3 Hz, por lo que el beneficio principal es la conservación de la energía, y que la medición del tiempo es imperturbable tras la ejecución del cronógrafo.

Así pues, imagine un sistema que conecta la acción del iniciador del crono con el stop y reset del mismo, y que al ejecutarlo el muelle del cronógrafo acumule la energía que usted imprimió para presionar el pulsador, pues ésta alcanza, con este sistema, a accionar al cronógrafo de manera instantánea a una frecuencia de 5 Hz (36,000) durante 20 minutos, una cantidad “de combustible” extraordinaria para la medición de tiempos menores o iguales a este lapso de tiempo. El trabajo se ha llevado cuatro años de desarrollo, y de acuerdo a la línea Tradition de Breguet, la pieza no solo es funcional y precisa, sino extremadamente bella.

En Breguet, estética y mecánica son importantes, por lo que el volante del crono ha sido trabajado en titanio y garantiza una simetría perfecta con el volante del movimiento a pesar de contar con dos diferentes frecuencias. La carátula –descentrada a las 12 h– de oro plateado con patrón guilloché ha sido labrada a mano, mientras que la trotadora parte del centro, el indicador del crono está situado a las 6 h, y a las 2 y 10 h se posicionan un par de agujas retrógradas que muestran la reserva de marcha del reloj y el totalizador de 20 minutos del cronógrafo, bellísima ejecución que finaliza con los dos volantes enfrentados en posición de las 4 y las 8 horas.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

No Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: