Terrascope, eje fundamental de Jeanrichard

JEANRICHARDSi pensáramos en cualquier disciplina por equipos, deberíamos apuntar que siempre hay una persona que anima al resto, que centra su poder y lo entrega para que lo demás pueda girar en torno a la labor que realiza. Esta pieza es fundamental, en el cuerpo, por ejemplo, nos referiríamos al corazón, mientras que en el deporte podríamos mencionar al número 10 como el creativo y desarrollador de juego, o al mariscal de campo si trasladamos el tema al fútbol americano, pero en la relojería siempre existe una colección más importante que el resto “el money maker” por así decirlo, y no nos referimos en términos peyorativos, por supuesto que no, pero Terrascope es precisamente eso, y a esta redacción le gusta llamarle: el todoterreno de Jeanrichard.

JEANRICHARD

Desde su construcción en tipo sandwich, sus prestaciones y robustez, cada línea nos disfruta e invita a portarlo, a vestir la muñecaJEANRICHARD y a vivir la actitud de Terrascope. Este año, tras su presentación previa a Baselworld, Jeanrichard no se olvidó del lado estético, que acompaña perfectamente el diseño arquitectónico y funcional de sus piezas, y es que no hace falta romperse la cabeza para poder entregar una pieza sumamente atractiva, de fabricación suiza manufactura (La Chaux -de- Fonds, igualmente deportiva que elegante con un toque de rebeldía, así es Jeanrichard y así sus directivos y ADN.

Los nuevos relojes presentan códigos urbanos en tonalidades “phantom” y bicolor para los modelos Terrascope y 1671. Si nos referimos al primero, podemos destacarlo como una pieza “emblemática para un arte de vida”, pero para esta redacción, lo que podemos captar a simple vista es un todoterreno, un mecanismo confiable con chasis y emsable perfectos; fácil de reproducir y, al mismo tiempo, cargado de vitalidad masculina y tecnología de última generación. Es una pieza que va con todo y a la que puedes cambiarle el aspecto con tan solo intercambiar la correa, un reloj que necesita un servicio simple y práctico para continuar ofreciéndote la lectura de básica de las horas, los minutos los segundos y la fecha.

A menudo surgen piezas de entrada mucho más complejas, elaboradas en diseño y difíciles de manipular, relojes que exigen un gusto particular por algunos objetos o líneas de quienes lo deseen comprar, no obstante la conquista de Jeanrichard se basa en lo sencillo que, sin dejar la complejidad de una buena manufactura, presume el amor general por el concepto más hermoso que tenemos los seres humanos: la vida.

 

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: