s

TAG Heuer Carrera celebra 55 años con un nuevo motor: Carrera Heuer 02

La historia de este mítico cronógrafo diseñado para pilotos profesionales nos lleva 55 años atrás, cuando Jack Heuer empleó el término Carrera luego de conocer la Carrera Panamericana que se corre en nuestro país y de verificar su complejidad y virtuosismo.

Este instrumento ha sido uno de los pilares más sólidos para la marca que, desde 1860 desarrolla relojería de precisión y máxima tecnología.

Baselworld 2018 – Carrera Heuer 02

De cara a que dé inicio la emblemática muestra de relojería, TAG Heuer se adelanta con modificaciones y mejoras sustanciales a esta referencia: nuevos materiales, caja modular de 43 mm de diámetro, calibre manufactura Heuer 02 y carátula esqueletada para la admiración del movimiento. Además, luce una escala taquimétrica grabada en el bisel y su fondo de cristal de zafiro permite la vista del calibre y de la masa oscilante.

Todos estos códigos responden a la necesidad de la clientela que busca hacer de su reloj “su reloj”. La personalización es importante y es por ello que la caja de construcción modular puede ser desarrollada en: acero, titanio, carbono, cerámica u oro, y abrazarse a estos materiales y al caucho vulcanizado, si así usted lo desea.

Postdata Carrera Heuer 45 GMT

Para dar oportunidad a la adición de un segundo huso horario, esta pieza crece 2 mm de diámetro respecto al cronógrafo regular. Ideal para el viajero, esta referencia es fácil de ajustar y mostrará la hora de casa y la de destino.

El calibre

Heuer 02 es lo que anteriormente conocíamos como CH-80 con diferentes modificaciones estéticas y mecánicas. Un calibre de cronógrafo totalmente confiable que porta rueda de pilares para la transmisión del crono y embrague vertical. Está conformado por 168 componentes y posee una marcha a 4 Hz durante 80 horas de autonomía.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: