Stranger, cuando el tiempo se convierte en música

Ulysse Nardin presenta una primicia mundial: Stranger, un reloj musical que cumple con los más altos estándares técnicos y que despierta la nostalgia.

Esta nueva obra maestra del arte de la relojería emula una clásica caja musical en la que se escucha la inolvidable canción de los sesenta Strangers in the Night.

Ulysse Nardin tiene una larga tradición en la fabricación de relojes con alma musical prueba de ello son los repetidores de minutos Genghis Khan o el Alexander the Great Westminster Tourbillon. Con el desarrollo de este nuevo reloj musical la Manufactura de Le Locle dio un paso más allá, ya que incorporó tecnología de silicio en el escape y el áncora de su movimiento propio UN-690. Para ajustar la hora, la función se activa en la corona mediante un pulsador en vez de tirar de la corona como se hace tradicionalmente. Esta obra maestra permite al propietario ajustar el tiempo con gran facilidad.

Un exclusivo reloj musical en la muñeca

En esta pieza Ulysse Nardin logró combinar alta tecnología y un componente artístico musical. Stranger emula una caja de música clásica, pero se lleva en la muñeca, y la magia desarrollada en su mecanismo queda al descubierto para ser admirada mediante un cristal de zafiro.

Stranger es una fusión de música y tiempo, de estética y función, que fue inspirada por el socio de Ulysse Nardin en este proyecto, el músico y artista conceptual suizo Dieter Meier, líder del grupo de música electrónica Yello.

La melodía de Strangers in the Night se puede escuchar cada hora o al accionar el pulsador. Otro de los logros de esta pieza es que se pueden ajustar diversas funciones mediante la corona de empuje integral como el bobinado, avance o retraso de la fecha y la corrección de la hora. Para ello, la corona simplemente gira hacia delante o hacia atrás. El pulsador de encendido/apagado que permite que el mecanismo musical sea activado o desactivado, se encuentra a las 10 horas, esto permite que la melodía se programe para ser escuchada a la hora o simplemente no sonar. Stranger está disponible en una edición limitada y numerada de 99 piezas en oro rosa.

Estreno mundial en Zurich

La presentación estuvo a cargo de Sandra Studer, quien habló sobre el funcionamiento y la estética del reloj junto a Dieter Meier, el padrino de la música electrónica y el Dr. Ludwig Oechslin, el cerebro detrás del desarrollo de nuevos mecanismos en la relojería mecánica. El trompetista Till Brönner realizó el acompañamiento musical durante la presentación, incluyendo, por supuesto, su propia interpretación de Strangers in the night.

Acerca de 

Comunicóloga especializada en medios impresos y electrónicos. Escribir me apasiona tanto como la alta relojería con su preciso y encantador tic-tac.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: