Saxonia, aire de familia: A.Lange & Söhne

A.LANGE SOHNEA la vuelta de la esquina, así se encuentra el SIHH 2015, y una de las Manufacturas más exclusivas e impresionantes de la historia de la humanidad nos sorprende con su pieza previa al evento más esperado de la relojería ginebrina, el Salon International Haute Horlogerie. Para quienes hemos tenido oportunidad de visitar su elegante booth, la pregunta siempre será la misma ¿Qué reloj presentarán como principal y será el monumental del espacio que les corresponde en Palexpo?A. LANGE SOHNE

Bueno, aún es muy temprano para saberlo, pero lo que sí podemos adelantar es que la familia Saxonia se rejuvenece, se convierte en un producto aún más atractivo, pero sin perder un ápice de sobriedad y elegancia, características de la mecánica de Sajonia. A.Lange & Söhne preserva el espíritu y los valores de quien reconstruyó el savoir-faire de sus antepasados, Walter Lange, quien vive bajo la práctica de la paciencia y la excelencia, pero que además promueve una frase típica de quien observa y construye algo más que relojería, arte

“Never Stand Still”: Walter Lange.

La motivación con la que viven los artesanos de la firma es indudable, y así se va sembrando hacia las diferentes generaciones gracias a su escuela de relojeros, mientras que los paisajes de Glashütte ofrecen esa calma y tranquilidad que parece detener el tiempo, pues lo importante no es hacer primero, sino saber hacer.

Una colección que exhibe una forma purista y sencillamente compleja recibe tres nuevas referencias, se trata de dos relojes tres manecillas con el segundero en punto de las 6 h, los índices aplicados, dobles a las 12, 3, 6 y 9 h, y las agujas tipo espada, mientras que la línea se complementa con  un efectivo Dual Time que marcará en punto de las 12 h la hora local mediante una graduación de 24 h, al tiempo que hará lo mismo gracias a una manecilla de acero azulado que parte del centro, al tiempo de poder admirar el paso de los segundos en punto de las 6 horas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Así pues, los tres modelos se proponen en oro rojo o blanco de 18 quilates, mientras que se abrazarán a la muñeca a partir de una correa de aligátor color marrón o negra, según su configuración de caja.

 

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: