Roger Dubuis Excalibur Aventador S, cuando un Lamborghini se convierte en reloj

Cuando los ingenieros se asocian con relojeros maestros las cosas funcionan, y es que la mecánica de competencia y la Alta Relojería están ligadas al máximo, basta decir que para desarrollar un gran motor se requieren de habilidades especiales, y para generar un calibre que funcione como éste, más. 

¿Aventador?

Es el nombre de un Lamborghini, con el cual Roger Dubuis sostiene colaboración. Sin embargo, Ferruccio Lamborghini era gran aficionado a los toros de lidia, y nombró a sus autos a partir de esto. Aventador destacó en una corrida de toros en Zaragoza, y fue luego de demostrar su fiereza que se ganó el premio de “Trofeo de la Peña La Madroñera”.

También te puede interesar   Autos vs relojes, ¿con cuál te quedas y por qué?

Luego del dato cultural, resulta que esta pieza ha sido producto de la gran ingeniería de los relojeros de Roger Dubuis, que han tomado el principio de su reloj Quatuor para duplicar la frecuencia, pasarla por un diferencial, promediarla y entregarla un ritmo acelerado y preciso.

Como si se tratara de un motor de 12 cilindros, el calibre luce barras de suspensión del motor que reproducen el icónico principio del Astral Skeleton de Roger Dubuis, creando un llamativo contraste con el resto del movimiento, como si el cofre del motor fuese transparente. Reproduciendo la colocación longitudinal para un mejor rendimiento de los motores Lamborghini fabricados a medida para el diseño de estos elegantes y simplificados coches, el doble volante se inclina en un ángulo similar, apoyándose y quedando resaltado por soportes con la forma del ensamblaje triangular de la suspensión de las ruedas. Este movimiento exclusivo de Roger Dubuis encarna una evolución constante de la pericia de la casa relojera, totalmente reinterpretada para adaptarla a esta alianza con el sector automovilístico.

También te puede interesar   IWC Shaffhausen Pilot´s Watch Chronograph arranca con la comercialización en línea para la marca

Este movimiento RD103SQ vibra con dos espirales a 57,000 Hz, durante 40 horas de autonomía y al interior de una caja desarrollada en 45 mm de diámetro. Su correa le abraza al pulso con fijación, pero posee ya un sistema de intercambio de gran practicidad. Son sólo 88 referencias bajo esta increíble aportación relojera.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: