Relojería al extremo con Extreme LAB2 de JLC

JLCUno de los principios de la relojería mecánica debe obedecer siempre a la precisión, es decir, el concepto de Master-Extreme-jlc-NO_203T541-1puntualidad en una pieza regulada por un corazón horológico con espiral siempre será menos preciso que un cuarzo, por ejemplo, pero lo maravilloso de la alta relojería no se puede resumir en qué tan “inexacto” puede ser el guardatiempo en comparación con un reloj atómico, sino en qué tan preciso puede ser cuando se habla de micromecánica, expertirse y arte relojero.

Partiendo de este punto, Jaeger-LeCoultre se ha basado en dicho eje, la precisión, para construir una Maison que responda como líder de la industria en el apartado de la relojería suiza, y con el Master Compressor Extreme LAB2 JLC nos brinda un claro ejemplo de la premisa anterior:

La investigación relojera, que está limitada al uso de materiales y técnicas que respeten la horología histórica, se ha dado a la tarea de utilizar componentes de última generación: como el titanio TiVan15 para la construcción de la caja, la cerámica high-tech para el bisel y el zafiro para la dureza de su cristal, pero no solo eso, sino que el Master Compressor Extreme LAB2 ha sido concebido para convertirse en el aliado perfecto del ser humano al que el mundo citadino y de oficina le queda pequeño, desea experiencias que le conduzcan a la cima de los alpes, a las profundidades oceánicas o a la actividad outdoor sin que el tiempo le ate a dejar de realizarlas.

Master-Extreme-jlc-203T540Su movimiento mecánico 780 de manufactura (por supuesto) se carga automáticamente con el vaivén de la muñeca, cuenta con 569 piezas y posibilita funcionalidades de: cronógrafo con rueda de pilares y embrague vertical, selector de indicadores de la corona (cuerda, corrección fecha y segundo huso horario, puesta en hora), segundo huso horario con escala 24 horas, huso principal ajustable mediante saltos de una hora, indicación radial sobre 180 grados de la autonomía energética de la pieza, fechador, segundero pequeño con stop segundos independiente (que detendrá al movimiento para el ajuste al segundo). Asimismo, la frecuencia de esta pieza alcanza la siempre confiable cifra de 4 Hz (28,800 a/h), ritmo que es propuesto por un gran volante de inercia variable.

Asimismo, el rotor que armará al muelle real está dotado de un sistema de rodamiento de bolas de cerámica a fin de optimizar la carga sin necesidad de recibir lubricación, mientras que el sistema de brazalete intercambiable facilitará su modificación sin contratiempo y sin necesidad de enviar al relojero.

Finalmente, cuando hablamos de una pieza con tantas “amenities” debemos mencionar que uno de los detalles en los que se fija Jaeger-LeCoultre es en la fácil visualización de las mismas, por lo que su diseño de cronógrafo con contador digital ofrece la información correcta de la manera más fácil de percibir. La Grande Maison demuestra una vez más que en cuestiones mecánicas, confiabilidad, inventiva, diseño R&D, etc, etc, etc, es amo y señor de la relojería contemporánea.

Tres referencias se ofrecen con carátula esqueletada con tratamiento PVD negro y en TiVan15 o caja de oro rosa de 18 quilates.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

One Comment

  1. Rodolfo torres 27 septiembre, 2015

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: