Radiografía al esqueleto de Chronoswiss

Como bien lo hemos indicado, los relojes esqueletados están de moda/en boga, por no decir que el mercado –cada día más– busca darle valor al sentido mecánico de las piezas, que resulta también la mayor diferencia entre un reloj automático o de cuerda manual y una pieza animada por un movimiento de cuarzo. Quizás por dicha razón los aficionados a la relojería desean exhibir la mecánica del reloj, tendencia que hemos seguido a través de las aperturas de los fondos sustituidos por el cristal de zafiro o, las carátulas semi-abiertas que permiten ver el órgano regulador del reloj y, como dicen nuestros vecinos del norte “Last but not least”, nos encontramos con el arte de la relojería mecánica que reduce al máximo (mínimo) la superficie de los puentes y platina del reloj, logrando con ello una estética excepcional.

CH_9043_bk_beauty_verkleinert

Por primera ocasión Chronoswiss ha decidido realizar este minucioso trabajo en su colección Timemaster Chronograph, sumándole el calificativo Skeleton a una línea sumamente deportiva y potente de la casa relojera suiza con acento alemán. El nuevo bólido de la marca debutará en Baselworld 2014, pero que Watches World tiene el placer de compartirle a poco más de un mes del evento relojero más grande del año.

¿Qué tan difícil es el trabajo del esqueletado?

Piense en esta respuesta como si se tratara de una obra arquitectónica en la que se insta al ingeniero para eliminar elementos “innecesarios” que sustenten los diferentes niveles al interior de un edificio. Seguramente el éste lo catalogará como un “loco de remate”, pues en la relojería sucede a partir de un trabajo artesanal sumamente cuidado, que procura no alterar la precisión y el trabajo de un reloj sumamente excepcional.

Ahora bien, la particularidad de esta pieza entrega un look sumamente poderoso, que resalta la mecánica y el corazón de la pieza gracias al movimiento decorado que se encuentra albergado en una caja de acero inoxidable tratado con recubrimiento DLC (Diamond Like Carbon), por lo que jamás deberá preocuparse porque su reloj cambie de apariencia por las inclemencias del tiempo o los raspones y arañazos inherentes al uso cotidiano. Imagínese ahora no solamente observar como trabajan las horas, los minutos y los segundos, sino observar la acción de la activación del módulo de cronógrafo, visión que continuará sorprendiéndole durante la noche gracias a sus agujas e indicadores tratados con SuperLumiNova®.

 

Timemaster Chronograph Skeleton // Movimiento: mecánico automático de manufactura / Calibre: C.741 S esqueletado / Frecuencia: 28,800 a/h / Reserva de marcha: 46 h / Funciones: horas, minutos y pequeño segundero a las 9 h y cronógrafo / Caja: 44 mm de acero inoxidable con tratamiento DLC / Cristal: zafir y fondo atornillado / Carátula: esqueletada en dos colores diferentes con totalizador de 30 min, 60 segundos y 12 horas, adicionalmente el fechador aparece a las 3 h / Agujas: tratamiento SuperLumiNova® igualmente para los índices / Rotor esqueletado y decorado con Côtes de Genève / Hermeticidad: 100 m / Correa: caucho con cierre desplegable.

Timemaster Chronograph Skeleton // Movimiento: mecánico automático de manufactura / Calibre: C.741 S esqueletado / Frecuencia: 28,800 a/h / Reserva de marcha: 46 h / Funciones: horas, minutos y pequeño segundero a las 9 h y cronógrafo / Caja: 44 mm de acero inoxidable con tratamiento DLC / Cristal: zafir y fondo atornillado / Carátula: esqueletada en dos colores diferentes con totalizador de 30 min, 60 segundos y 12 horas, adicionalmente el fechador aparece a las 3 h / Agujas: tratamiento SuperLumiNova® igualmente para los índices / Rotor esqueletado y decorado con Côtes de Genève / Hermeticidad: 100 m / Correa: caucho con cierre desplegable.

El novedoso Timemaster Chronograph Skeleton de Chronoswiss estará disponible en dos versiones de carátula: negra y plata galvánica mate, que se abrazarán a su muñeca de manera inmejorable gracias a una correa de caucho con cierre desplegable.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

One Comment

  1. Jorge 24 julio, 2016

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: