Prueba superada

El Datograph se ha convertido en el cronógrafo insignia de A. Lange & Söhne. La armonía en la distribución de la carátula y la serie de mejoras que los ingenieros de la firma realizan año con año, demuestran una vez más que el modelo anterior ha podido superarse. La caja -fabricada en platino- ha sido ampliada a 41 mm de diámetro, así como la reserva de marcha, la cual entrega 60 h de precisión continua. Dicho logro ha sido posible gracias a un barrilete de mayor dimensión.

ALS_DATOGRAPH_UP_DOWN_405_035_D01_a4

En 1999, el Datograph causó sensación entre los amantes de la alta relojería. Su sofisticada técnica y diseño equilibrado, sobrepasaban claramente a la mayoría de los relojes con función de parada. La clásica transmisión por rueda de columna, el totalizador exacto de los minutos saltantes y la función flyback, reunían las virtudes cardinales de un cronógrafo equipado con un mecanismo de exquisita pureza y estética sofisticada.

El nuevo cronógrafo de la firma con sede en Glashütte, ofrece también todas estas ventajas e incluso las perfecciona. La estética de la pieza logra una mayor presencia en virtud de su nuevo tamaño, mientras que los índices de barra de oro rodinizado acentúan el diseño.

UP/DOWN

 

ALS_DATOGRAPH_UP_DOWN_405_035_M_a4Una función suplementaria se incorpora al novedoso ejemplar: la indicación de la reserva de marcha -situada a las 6 h- proporciona información confiable sobre el resto de carga. Una vez que la aguja se coloca en el “sector rojo”, es momento de suministrar nueva energía al mecanismo calibre L951.6. La estabilidad de la marcha queda a cargo del gran volante -accionado por una espiral especialmente adaptada a las características del reloj-, que aporta un nivel de marcha óptimo. Cabe resaltar que tanto el volante como la espiral son componentes de manufactura A. Lange & Söhne.

La función flyback -presente en el cronógrafo- se remonta a los primeros tiempos de la aviación y permite comenzar de inmediato los siguientes cronometrajes reuniendo en un solo paso lo que antes consistía en tres: parar, volver a cero y arrancar de nuevo con un mismo pulsador. El mecanismo, que puede ser admirado a través del fondo de la caja, es también uno de los más hermosos debido a las numerosas funciones mecánicas y sutilezas artesanales que deleitan la mirada de quien lo observa. Los acabados de la pieza han sido decorados cuidadosamente a mano y cuatro engastes de oro atornillados aportan un toque sublime al conjunto convirtiendo al Datograph Up/Down en una obra de arte mecánica.

ALS_DATOGRAPH_UP_DOWN_405_035_FS_a4

Datograph Up/Down

 Referencia: 405.035

Calibre: L951.6

Movimiento: mecánico de cuerda manual

Frecuencia: 18,000 a/h

No. de piezas: 451

Joyas: 46 rubíes

Funciones: horas, minutos y segundos con parada de segundero; cronógrafo flyback con totalizador exacto de los minutos; indicación de la reserva de marcha y fechador

Caja: 41 mm de platino / Cristal: zafiro por ambos lados

Carátula: plata maciza en color negro / Agujas: oro rodinizado y acero

Correa: piel de cocodrilo azul grisáceo.

 

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: