Pre-SIHH 2018, Ulysse Nardin Marine Torpilleur

Su nombre está inspirado en un característico adjetivo dado a las embarcaciones pequeñas y ágiles de aquellos tiempos, por lo que debemos mencionar que su razón de ser obedece a un espíritu contemporáneo de horología.

La legitimidad de la cronometría de bolsillo en Ulysse Nardin es máxima, y es que su taller de relojería –situado en Le Locle–, tenía como misión la de construir los mecanismos más precisos enfocados a llevar y traer de vuelta a los marineros.

Con una historia oceánica tan destacada, el Cronómetro de Marina convirtió en un icono que debíaa de ser trasladado a nuestro tiempo, y recuperado para la relojería de pulso.

Marine Torpilleur Military

Legítimo descendiente de los cronómetros de bolsillo muy deseados por los oficiales de la marina y capitanes de los barcos mercantes de los siglos XIX o XX, pero completamente rediseñado y anclado en la era moderna. Igual que el Marine Chronometer, el nuevo Marine Torpilleur Military está equipado de un movimiento manufactura automático UN-118 adquiriendo un aire más imponente, como impulsando a su dueño a otro nivel de desafíos.

Torpilleur significa torpedero, por lo que el fondo de la caja luce este grabado, mientras que la pieza es hermética hasta los 50 metros. Hablando de los códigos estéticos, la caja de acero inoxidable con halo vintage se extiende hasta los 44 mm de diámetro. Dos versiones se presentan como parte de la línea, la primera luce una esfera eggshell con números árabes -que facilitan la legibilidad– y está disponible con una correa de piel. La otra versión se presenta en negro con números árabes en naranja y agujas SuperLumiNova® – ideal para la legibilidad en la oscuridad – y tiene una correa blanca con pespuntes naranjas.

Mecánica

El calibre UN-118 dará vida a las indicaciones de: horas, minutos, pequeño segundero (a las 6 h) y fechador a las 12 horas con precisión certificada por el C.O.S.C., además posee un sistema de escape de silicio, el cual reducirá la necesidad de servicio a la pieza.

El detalle

Las iniciales C.W. proclaman con orgullo su -calidad de Chronometer Watch- que identificaba a los modelos militares en el pasado, cuyo diseño obedecía a las estrictas normas de las Fuerzas Armadas. Cada referencia está limitada a 300 piezas, por lo que seguramente pocos, muy pocos, contarán con la fortuna de montarlo en su muñeca. Postdata, ambos se abrazan al pulso mediante una correa de piel de cuero con hebilla desplegable.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: