Patek Philippe presentará exhibición relojera en Nueva York

Prácticamente una extensión de su museo ginebrino será propuesto durante 10 días en el mes de julio 2017 en la ciudad de Nueva York, teniendo como asociado el restaurante Cipriani de la Ciudad que Nunca Duerme, y que estará recibiendo 178 años de historia relojera virtuosa bajo el nombre de Patek Philippe y, además, instrumentos de medición de tiempo que datan de los 1530 en adelante.

Del 13 al 23 de julio de 2017

La exhibición contará con 10 cuartos seleccionados para promover los valores y oficios de la relojería: salad e proyección, exhibición de la colección actual, la era de Napoleón, el cuarto del museo, el cuarto histórico de Estados Unidos con el tiempo, la galería de oficios y artesanías, el cuarto del relojero, el de gran complicación, cuarto interactivo y el de los movimientos, todo ello en un espacio que supera los 4,000 metros cuadrados.

Los visitantes podrán asistir de manera gratuita en horarios de 10:00 – 19:00 h de lunes a domingo, mientras que habrá un horario extendido el jueves 20 de julio para que la gente disfrute hasta las 21:00 h de este magnífico espacio.

La historia de Patek Philippe con los Estados Unidos nos invita a viajar a 1935, cuando se fundó la Henri Stern Watch Agency, luego de un par de años de adquicisión de la compañía. Sin embargo Patek Philippe llegó al país vecino en 1850, sentando las bases de una red de comercialización que florecería rápidamente gracias a la visión pionera de sus fundadores. Fue en los años 30 cuando se aperturó una oficina en el Rockefeller Center, y en 1946 cuando la agencia se hizo oficial. En la actualidad Patek Philippe tiene 96 puntos de venta en los Estados Unidos y la conexión con el país los ha llevado a crear un programa de adiestramiento en relojería con el Instituto de Nueva York, el cual certifica a poder brindar reparación grado 2 a la colección de la firma.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: