Patek Philippe presenta la Ref. 5531R World Time Minute Repeater durante Baselworld 2018

Amo de las complicaciones relojeras, Patek Philippe desarrolló esta pieza extraordinaria para celebrar uno de sus mercados más importantes: Estados Unidos, particularmente en honor a su presencia en Nueva York. Y aun cuando el pasado julio tuvimos a bien conocer esta referencia en el marco de The Art of Watches Grand Exhibition, la cual incluye paisajes en la carátula que rinden homenaje a la Ciudad que Nunca Duerme, este año la firma ginebrina le presenta como parte de su colección regular. La primera entrega hace uso de las artes y la orfebrería para exhibir una carátula esmaltada con una vista de las Terrazas del Viñedo de Lavaux, que se extienden por cerca de 30 km a lo largo de la orilla norte del lago Lemán, desde Chateau de Chillon hasta las afueras de Lausana, en la región de Vaud, y cubren las laderas más bajas entre los pueblos y el lago.

Este espectacular escenario está protegido por la UNESCO, por lo que el trabajo de esmaltado cloisonné debe reflejar la magnificencia de dicho paisaje, y lo hace.

Patek Philippe ha puesto la atención principal en el desarrollo de complicaciones que no tenía en el portafolio de producto. Si bien muchas relojeras buscan modificar la resonancia de los repetidores, la firma ginebrina se enfoca en perfeccionar las técnicas de esta mítica complicación de la manera más tradicional y generar respuestas en donde no las había.

Repetición de la hora en los 24 husos horarios

Se trata de una muy particularcombinación de complicaciones. Y es que los relojes que las han combinado no ofrecen ninguna conexión mecánica funcional entre el repetidor y la complicación del tiempo universal. El repetidor siempre hace sonar el tiempo de casa (home time), pero en el 5531R, el repetidor hará lo propio en cualquier lugar del mundo donde esté el usuario (local time). Por ejemplo, si usted está basado en México pero ha cambiado la ciudad de referencia a Nueva York, la Ref. 5531R coincidirá con la ciudad en la cual usted se encuentre en ese momento.

Lo anterior ha implicado realizar diferentes ajustes en el movimiento de un repetidor de minutos tradicional. Y es que en un repetidor, las horas, cuartos de hora y minutos, son detectados por el mecanismo gracias a las levas de caracol que se guían por sensores mecánicos. Pero en este caso, el sistema de caracol de las horas no actúa de esta manera. La principal diferencia entre un repetidor tradicional y la referencia 5531R de Patek Philippe, es que en este último, el caracol de la hora no se indexa una vez por hora mediante el caracol de minutos, sino que es impulsado continuamente por la rueda de la complicación de las horas mundiales.

De igual forma, un sistema adicional asegura que al final de cada hora el reloj haga sonar el tiempo que las manecillas mostrarán al término de la secuencia. Es decir, si fueran las 10:59:50, el reloj está diseñado para que, en lugar de escuchar un timbre para las horas, tres para los cuartos de hora y 14 para los minutos, como en un repetidor normal, únicamente se escuchen los timbres de las horas que se mostrarán cuando el reloj finalice la secuencia, es decir, 11 timbres para las horas.

Asimismo se incorporan funciones de seguridad adicionales en el reloj. Por ejemplo, cuando se activa el repetidor se bloquea el mecanismo de ajuste para las horas mundiales, ya que podría sufrir un daño si el propietario intenta modificar el disco de los husos horarios.

Mecánica

Esta pieza está dotada del calibre mecánico automático R 27 HU, el cual da vida a la repetición de minutos y a la exhibición de horas, minutos y 24 husos horarios. Está conformado por un calibre base y un módulo de husos horarios conectados. El motor posee 462 componentes y vibrará a 21,600 a/h (3 Hz) durante –no menos– de 48 horas. Posee una rueda de balance Gyromax® y espiral Spiromax® con tecnología Silinvar® (silicio), las cuales garantizan una extraordinaria precisión.

Estética

La caja, desarrollada en oro rosa de 18 quilates, se extiende a poco más de 43.3 mm de diámetro y en la carátula se exhibe un disco en plata alemana laqueado opalina con los nombres de las ciudades impresos en negro, uno más en oro rosa que muestra las 24 horas y en el centro, el dial de oro rosa esmaltado mediante la técnica cloisonné. El conjunto se abraza al pulso mediante una correa de piel de cocodrilo de escamas grandes con cierre desplegable de oro de 18 quilates.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: