Panerai presenta la nueva versión de su reloj Lo Scienziato

Los años de experiencia relojera adquirida por Panerai han dado como resultado el surgimiento de piezas innovadoras y sorprendentes, sin embargo, quizá es Lo Scienziato Luminor 1950 Tourbillon GMT la que refleja con más fuerza la madurez de la marca.

Dada a conocer inicialmente en el año 2016, esta pieza llamó –y llama– poderosamente la atención por su caja de titanio impresa en 3D mediante la técnica de sinterización directa del metal con láser. Este año la Manufactura de Neuchâtel presenta en el marco del SIHH en Ginebra una nueva versión que conserva todas las características de su predecesor con un aspecto ligeramente modificado.

¿Qué cambió?

En el nuevo modelo, el azul de las agujas, que armoniza perfectamente con los tonos metálicos de la caja de titanio, también se utiliza en el reborde y en la costura de la correa de piel negra, lo que sin duda le da a este reloj un aspecto mucho más deportivo.

Otro aspecto verdaderamente notable es la ligereza del nuevo Lo Scienziato, en especial si se tiene en cuenta la gran cantidad de funciones que incorpora: horas, minutos, segundero pequeño, función GMT con indicador de 24 horas, reserva de marcha de seis días con indicador de reserva de marcha en el fondo y escape tourbillon. El secreto de esa ligereza estriba en el ingenioso trabajo de minimalización llevado a cabo por el Laboratorio di Idee de Panerai Manufacture de Neuchâtel en la caja y en el sofisticado movimiento P.2005/T para diseñar un reloj con todas las cualidades propias de un Panerai pero con un peso claramente inferior.

También te puede interesar   Alemania conquista Longines Spring Classic

Parte del secreto de su ligereza se encuentra en la caja Luminor 1950 de 47 mm de diámetro, ya que ha sido fabricada en titanio, un material que, además de ser resistente a la corrosión, es 40% más ligero que el acero. Para reducir el peso aún más se ha empleado una innovadora tecnología que permite crear formas geométricas complejas sin sacrificar la hermeticidad (100 metros de profundidad), la solidez o la resistencia a los esfuerzos de tensión o torsión a los que se vea sometida la caja. La tecnología empleada se llama sinterización metálica directa por láser (DMLS): a partir de polvo de titanio, este método crea un objeto tridimensional capa por capa con un láser de fibra óptica. Las capas sucesivas –cada una de ellas de solo 0.02 mm de espesor– se fusionan entre sí formando una estructura maciza que permite crear formas imposibles de obtener por métodos convencionales, más ligeras y de aspecto perfectamente uniforme y homogéneo.

Otro factor determinante para su sobresaliente ligereza es el trabajo resultante de su delicada esqueletización de platinas, puentes y barriletes así como de la ausencia de la convencional carátula, ya que todos los elementos que normalmente la componen, como los índices horarios, se han fijado directamente al movimiento o al reborde del reloj. El segundero pequeño, en cuyo interior gira un indicador que señala la rotación del tourbillon, está en la posición de las 9 horas, mientras que el pequeño dial situado a las 3 h indica si la aguja central que señala la segunda zona horaria (GMT) se refiere al día o a la noche. Ofrece una reserva de marcha de seis días, y, en la gran ventana de cristal de zafiro del fondo del reloj se puede ver el indicador especial que informa de la reserva de marcha.

También te puede interesar   Black is back, con Chronoliner Blacksteel de Breitling

Esta joven pieza sin duda con el paso de los años se va haciendo de un prestigio y una posición en el competido universo de la alta relojería.

Acerca de 

Comunicóloga especializada en medios impresos y electrónicos. Escribir me apasiona tanto como la alta relojería con su preciso y encantador tic-tac.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: