Oval Collection: elipse perfecta y armoniosa

La nueva Oval Collection está formada por numerosos modelos pero todos comparten su elegante forma elíptica.

La nueva Oval Collection está formada por numerosos modelos pero todos comparten su elegante forma elíptica.

La fuente de inspiración en cualquiera de las disciplinas artísticas puede llegar en cualquier momento. La vasta historia de la relojería proporciona infinitas opciones a las Manufacturas, así sucedió con la nueva línea que Parmigiani Fleurier nos presenta el día de hoy: The Oval Collection, cuyo desarrollo fue motivado por una pieza de restauración.

La historia es fascinante y ahora me permito compartirla con ustedes. El prestigioso reloj oval con manecillas telescópicas –creado por los joyeros ingleses, Vardon y Stedman– es una verdadera maravilla de la relojería que entró a los talleres de restauración de la marca con sede en Fleurier en 1997. Esta pieza realmente captó la atención de los restauradores y despertó la imaginación de los ingenieros de la Manufactura tanto por su encantadora forma elíptica como por la magia de su complicación. Sus dos manecillas telescópicas siguen los contornos de la caja, extendiéndose y acortándose en la elipse, rozando los numerales para hacer una auténtica exhibición de la hora. Gracias a esta subestimada complicación, conocida como el pantógrafo, la pieza parece adquirir vida propia y explicar los misterios del tiempo.

La nueva línea ovalada y el dominio de esta prestigiosa complicación pantógrafo representan dos de las características de la manufactura Parmigiani Fleurier. La primera de ellas es la total independencia de la marca, garantizada por su esquema de producción verticalizado lo que hace posible recrear las componentes de una genuina y única gran complicación y producir las formas más originales.

La segunda característica es el vínculo indisoluble entre Parmigiani Fleurier y la restauración. Los extraordinarios relojes producidos por nuestros antepasados son un verdadero tesoro de conocimiento y experiencia, que nos enseña la importancia de la artesanía fina y que representa una fuente inagotable de inspiración para los relojes del presente. Al igual que el reloj de forma ovalada y su interpretación moderna, cualquier restauración llevada a cabo por Parmigiani Fleurier es un diálogo permanente entre la excelencia del pasado y la búsqueda de sus futuras encarnaciones relojeras.


La estrella de esta colección es sin duda el Oval Pantograph.

La estrella de esta colección es sin duda el Oval Pantograph.

La complicación pantógrafo

La estrella de la nueva Oval Collection es sin duda la complicación del pantógrafo, cuyas manecillas realizan una sutil danza al paso del tiempo. Las agujas se basan en el pantógrafo –el instrumento del que toma su nombre la pieza- y utilizan el mismo principio de multiplicar una longitud por un factor dado para obtener un movimiento en una escala más grande o más pequeña.

En términos mecánicos concretos, una leva en el centro del movimiento determina una cierta longitud que después se replica X número de veces a través de toda la manecilla. En otras palabras, la medición de esta cámara central proporciona la información necesaria para mover la manecilla y ajustarla, al tiempo que sigue su curso alrededor de la carátula.

Esta trayectoria y su alargamiento se han calculado meticulosamente para que las agujas tracen una elipse perfecta y armoniosa. Una simulación computarizada también asegura que el minutero no se retraiga hasta la aguja de las horas, lo que significa, por ejemplo, que 12:15 no se pueda confundir con las tres horas.

El principal reto que planteó esta extraordinaria pieza no fue la complicación relojera por sí misma, sino más bien el corte y, en particular, el ensamble de las manecillas telescópicas. Después de haber explorado una serie de diferentes técnicas, los relojeros de Parmigiani Fleurier optaron por utilizar tecnología de punta para cortar los finos segmentos de titanio a partir de los cuales se hacen las agujas. Emplearon técnicas de corte láser de última generación, que emplean agua y nitrógeno con lo que se garantiza una precisión de 2 a 4 micras. Les tomó un año de pruebas en el Lausanne Institute of Technology lograr la precisión deseada.
Esto llevó a la fase de montaje, donde el equipo de alta tecnología dio paso a la delicada mano humana. De hecho, la precisión de las máquinas, por muy perfecta que sea, nunca podrá sustituir a los ojos y la destreza del relojero en las etapas cruciales.

 Oval beauty

Otro de los numerosos modelos que forman parte de la Oval Collection de Parmigiani Fleurier es el Oval beauty.

Para crear esta delicada pieza Michel Parmigiani y su equipo llevaron a cabo una extensa investigación con el fin de lograr el óvalo perfecto en términos de armonía y ergonomía. El principal reto en esta misión consistía en proporcionarle a esta pieza curvada y redondeada –rasgos que son tradicionalmente femeninos– un aspecto y carácter masculinos. La Oval Collection logró equilibrar su estética para ser utilizada perfectamente tanto por el hombre como por la mujer gracias a sus proporciones ideales.


La pieza fue objeto de la misma lógica de diseño utilizada en el desarrollo del Bugatti Super Sport. En esta pieza esencialmente redonda también había líneas rectas y ángulos añadidos para producir un juego de luces que refina el producto y crea una sensación de energía masculina.

Por tanto, el diseño de la colección ovalada es un delicado acto de equilibrio de curvas y líneas rectas –al igual que las manecillas del pantógrafo– para obtener esta magnífica armonía de estilos y esa elegancia desenfadada.

Ovale Pantographe

El movimiento básico que se utiliza en el Ovale Pantographe es el más antiguo de la manufactura Parmigiani Fleurier: el calibre PF110 fue diseñado para la línea Hebdomadaire. Con la incorporación del módulo de manecillas retráctil, el nuevo movimiento, conocido como el PF111, combina un pantógrafo en un movimiento manual con una reserva de marcha de 8 días.
El Ovale Pantographe está disponible en caja de oro rosa u oro blanco, sin embargo, todos los modelos tienen la misma decoración en la carátula.

El color azul –altamente simbólico en la historia de la relojería– le da un carácter fuerte. Las manecillas del pantógrafo están elaboradas en titanio azulado, un tono obtenido por el calentamiento a más de 550 grados Celsius, en un complicado proceso. Los índices y numerales son de acero pavonado, producto de un tratamiento PVD.


Ovale Tourbillon

El Ovale Tourbillon combina una elipse con la famosa caja redondeada y su oscilación hipnótica. El movimiento PF501, una joya de la experiencia de Parmigiani Fleurier, es una de los pocos tourbillones de 30 segundos en el mercado, rota dos veces por minuto para una mayor precisión.

La esencia de la elegancia, el Ovale Tourbillon está disponible en oro rosa, ya sea con carátula negra en madre perla o en oro blanco con decoración plateada en Côtes de Genève. Esta pieza excepcional está disponible en una edición limitada 60 piezas, 30 de cada versión.

Acerca de 

Comunicóloga especializada en medios impresos y electrónicos. Escribir me apasiona tanto como la alta relojería con su preciso y encantador tic-tac.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: