Oris Royal Flying Doctor Service Limited Edition II

Oris rinde homenaje a los servicios de asistencia médica aérea

La firma se ha preocupado por asociarse con diferentes organizaciones sin ánimos de lucro para que, a través de su creatividad y visión relojera, pueda beneficiar con recursos económicos a una misión específica.

En este caso llega el turno a la Australia´s Royal Flying Doctor Service, que brinda servicios de atención médica a personas que viven en áreas rurales y apartadas de las grandes ciudades en donde la atención médica debe de ser inmediata y el tiempo puede jugar en contra si no se atiende una emergencia de manera pronta.

01-735-7728-4084-Set-LS-Kroko---Oris-Royal-Flying-Doctor-Service-Limited-Edition-II_HighRes_6465

Oris Royal Flying Doctor Service Limited Edition II 

La marca ha actualizado el pulsómetro aumentándolo en 20 latidos de corazón para revisar de manera más ágil el estado del implicado, además un bisel giratorio bidireccional posibilita que las mediciones se efectúen en cualquier instante. Los códigos de los relojes de aviación permanecen: caja de grandes dimensiones (45 mm de acero inoxidable), bisel estriado bidireccional para una fácil manipulación incluso con guantes y una carátula negra que destaca la escala pulsométrica en color naranja para mayor legibilidad, y en alusión a las tierras rojas del Outback de Australia. Animado por el calibre 735 de la marca (base SW 220-1), la pieza de Edición Limitada a 2000 ejemplares, late a 4 Hz e indica las horas, minutos, segundos, el día de la semana y la fecha. Se abraza al pulso mediante una correa de piel de cocodrilo (o becerro) color café.

Finalmente, la pieza se entrega en un estuche de madera acompañado con una insignia que luce el logotipo de la colaboración, mismo que aparecerá grabado en el fondo de la pieza.

El pulsómetro en los relojes mecánicos

Un pulsómetro no es más que un dispositivo que ayuda a cuantificar la frecuencia cardiaca de un paciente o persona en situación de riesgo, en el caso de la relojería mecánica antiguamente se desarrollaron diferentes aparatos para realizar esta tarea, no obstante hubo dos diferentes acercamientos para conseguirlo: el cronógrafo o el reloj de tres manecillas, ambos graduados con una escala base que determina la cantidad de latidos en determinado espacio.

En el primer escenario el cronógrafo se lanza justo al inicio de la medición, y en el segundo se debe esperar a que el segundero pase las 12 horas para que coincida con la escala, no obstante Oris optó por dotar a su tres manecillas (day-date) con un bisel bidireccional que podrá adaptarse rápidamente al estado del tiempo que marca el reloj.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

No Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: