Oris Artelier Complication, reviven al icono de principios de los noventa

Oris desarrolla relojería mecánica automática, decisión que tomó durante uno de los momentos más complicados de la misma, y básicamente gracias a la visión de sus directores, quienes decidieron privilegiar la creación de calibres y módulos finamente terminados y cuidando del aprecio que existe por la horología tradicional.

Fue en 1991 cuando la marca lanzó su calibre Complication, el cual buscaba trazar un futuro y una visión de lo que verdaderamente se respeta en la relojería helvética. Así, exhibía una pieza que ofrecía funciones prácticas para los viajeros gracias a la exhibición de día, fecha, fases de Luna y segundo huso horario.

Artelier Complication

La línea más elegante de la marca se ha consolidado gracias una nueva “cara”, diseño más apegado a lo que el público ha demandado de la firma: líneas puras, minimalistas y finos acabados para la caja, índices y agujas forman parte de esta visión estética de Oris que se corona con una carátula guilloché con inspiración Art Déco. 

Dos referencias han sido presentadas en caja de acero inoxidable y con diámetro de 40 milímetros. Al interior vibra el Calibre 781 (base Sellita SW 200-1), mientras que las funciones de fecha (9 h), día de la semana (3 h) y segundo huso horario (6 h) quedarán visibles a un golpe de vista, complementando la maravillosa fase de Luna expuesta a la altura de las 12 horas. El look de su preferencia será celebrado por una correa de piel marrón con índices rosados o, si lo prefiere, con índices azules a juego con las agujas y correa. Ambas poseen la capacidad de ser sujetadas al pulso mediante brazalete de acero inoxidable.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: