Oris Aquis Date, versatilidad e innovación

Seguramente la serie Aquis de Oris debe su esencia a la Diosa Anfítrite, una nereida madre de Tritón y consorte de Poseidón, es decir, la reina de los Orisocéanos. Sin embargo, este tipo de referencias no son exclusivas de la mar, su versatilidad las propone como el objeto del deseo de quienes habitamos vivimos en la superficie de la Tierra…

Desde 1904 la Casa fundada en Hölstein promueve una alta mecánica e innovación para sus piezas, sin perder de vista el bolsillo del cliente entusiasta a la relojería suiza, y el ejemplo más reciente lo encontramos en Aquis Date, un tipo de pieza ideal para la práctica de buceo y actividades ORISsubmarinas, pero que se abrazará a la muñeca de su afortunada poseedora con elegancia, deportividad y ese toque chic que ellas, nuestras sirenas desean.

Aquis Date con bisel cermet,  exhibe un atractivo diseño que además evitará que los agentes abrasivos del océano y las playas incidan sobre su apariencia. La cerámica en colaboración con los metales protegerán al anillo unidireccional que exhibe la escala de buceo a fin de llevar la cuenta del tiempo que resta para ascender a la superficie. Asimismo, el movimiento mecánico automático que da vida a la pieza podrá ser admirado por el reverso de la misma gracias a su fondo atornillado con cristal mineral, mientras que el zafiro irrayable protegerá la carátula contra cualquier rozadura debajo del mar. De acuerdo a la normativa ISO para relojería enfocada en el submarinismo profesional, la hermeticidad de la pieza alcanza los 300 metros, y el conjunto se sujeta gracias a una correa de caucho blanco vulcanizado, o a un brazalete de acero inoxidable con eslabones pulidos y cepillados.

ORIS

Diseñado para ellas, su caja se extiende a lo largo de 37 mm de diámetro, mientras que el color dorado de su anillo combina con sus agujas e indicadores.

ORIS

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

One Comment

  1. Javier Alejandro 26 agosto, 2015

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: