Ocean Commitment II, de Blancpain

Blancpain forma parte de un selecto, muy selecto club de Casas relojeras con historia superior a 200 años, lo cual le confiere ventajas, pero también responsabilidades para conservar diferentes mensajes, no solo el de la relojería, sino también el del entorno que le rodea.

Y es que al inspirarse para desarrollar el primer reloj destinado a las actividades subacuáticas, Fifty Fathoms, debió sumergirse en el océano para determinar la profundidad ideal a conquistar, la capacidad de resistencia de los materiales a utilizar y, también, el ambiente que dicho aparejo ayudaría a explorar. Justo este momento detonó el amor y pasión de la Manufactura por el océano y las especies que habitan en él, por lo que lejos de destinar sus recursos a promover sus instrumentos relojeros, apoya y solventa asociaciones para contribuir a la conservación de los mares.

Blancpain Bathyspahe Flyback Chronograph Ocean Commitment II 

Hecho con la intención de recaudar 1,000 euros por cada uno de los 250 ejemplares producidos y numerados, es la primera ocasión en la que Blancpain introduce una caja de cerámica completamente azul.

Esto es posible gracias a la adición de pigmentos durante el proceso de producción de la cerámica. Para obtener esta uniforme tonalidad se utilizó un proceso de compactación, donde se presiona la cerámica en forma de polvo en un molde para obtener su forma. La segunda técnica implica el uso de un proceso de inyección para insertar cerámica en forma de gránulos en el molde. Este paso permite la creación de un modelo final. Después de esto, la pieza se coloca en un horno en una temperatura baja con el fin de eliminar diferentes agentes. Cuando se hace esto, este último se calienta a altas temperatura  con el fin de dar a la cerámica su máxima dureza. Por último, el mecanizado y las operaciones de acabado se realizan con el fin de proporcionar la geometría y apariencia final de cada parte, incluso a pulsadores y corona, lo que sugiere un mayor dominio de la técnica toda vez que se trabaja con piezas más pequeñas.

Mecánicamente se incorpora un calibre –F385– de cronógrafo con función Flyback a alta frecuencia (36,000 a/h). El crono es guiado por una rueda de pilares, mientras que la rueda de balance se ajusta por medio de contrapesos de oro y espiral de silicio, cancelando desajustes de la marcha.

Finalmente, al adquirir una Edición Limitada del Blancpain Ocean Commitment Edition, se adquiere un certificado por su contribución a la preservación de los mares, erigiéndolos como miembros del Ocean Commitment Circle,

Blancpain desarrolló el primer reloj de buceo moderno, y la historia del buceo están íntimamente vinculados desde 1953. 

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: