North Sea Minute Repeater de Ulysse Nardin

El oro negro sufre un poco en tiempos recientes, pero ha sido el combustible cuyo entorno económico ha dado forma al capitalismo y a la forma de negocio que entendemos en la actualidad.

Países que saben cómo explotar este tipo de recurso y han generado un ambiente económico capaz de dar sustento a grandes comunidades sientes un gusto muy particular por la explotación del petróleo y sus yacimientos. En el caso particular de Ulysse Nardin ha adoptado este tipo de micro-cultura para rendir homenaje a través de una de las complicaciones más bellas que existe en la horología: la repetición de minutos con autómatas.

Ulysse-Nardin-North-Sea-Minute-Repeater-3

En un poderoso homenaje a la industria petrolera, el Ulysse Nardin North Sea Minute Repeater marca la última adición a los relojes únicos de la colección Classic.
Finamente elaborado en oro y esmalte champlevé en la carátula, este reloj es una representación increíblemente realista de las poderosas plataformas de perforación offshore que cavan profundamente para encontrar “oro negro” en el mundo. El vistoso aparato de champlevé, visto desde un ángulo bajo, se eleva majestuosamente desde el mar negro, con sus ondas delicadamente forjadas en primer plano. Un cielo rojo resalta la estructura asombrosamente detallada, mientras que en el fondo, otro aparejo de oro trabaja laboriosamente lejos.

ulysse-nardin-north-sea-minute-repeater

Animación en la carátula 
Tres grúas de oro de 18 quilates -los famosos jaquemarts- se mueven y suenan cuando el repetidor de minutos está activado, indicando las: horas, los cuartos de hora y los minutos. Conocido por su ajuste de timbres para un sonido cristalino, así como por su impresionante duración mecánica, la complicación de los repetidores de minutos es muy respetada en la industria.

La técnica del esmalte champlevé es una auténtica rareza y ésta es un buen ejemplo de este arte antiguo. La técnica del esmalte champlevé, que fue introducida por primera vez en el siglo XII, es dominada por un puñado de artesanos de todo el mundo, y menos tienen acceso a fabricar estas carátulas en la manufactura, pero Ulysse Nardin labora este arte en su taller de Donzé Cadrans.

Ulysse-Nardin-North-Sea-Minute-Repeater-1

¿Cuál es el proceso?

El grabador define el diseño en una placa de oro, creando cuidadosamente la imagen en tres dimensiones. El esmalte, a continuación, establece los diferentes colores, mientras que el efecto es destacado gracias al grabado con cinceles directamente en la placa de metal ya con el terminado pulido, por lo que ante el error humano podría echarse todo a perder.

Al interior de la caja –de 42 mm– de oro rosa late el calibre UN-73 de remonte manual, que late por 36 horas de autonomía. Posee una hermeticidad de 30 metros y se abraza al pulso mediante una correa de piel de cocodrilo con cierre desplegable.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: