Nomad-Dual una invitación a viajar y soñar

Hace apenas un par de semanas tuvimos la oportunidad de conocer de primera mano las piezas que H. Moser & Cie. presenta al mercado mexicano. La empresa, bautizada por los amantes de la relojería como “la pequeña perla de Schaffhausen”, tiene actualmente  50 colaboradores, posee seis calibres manufacturados y cuenta con un departamento de I+D, dedicado exclusivamente a los órganos reguladores y los espirales; una oficina técnica dedicada a los movimientos y las cajas así como con un taller de ensamblaje.

Detrás de esta marca hay una gran historia que les platicaré brevemente: Heinrich Moser, su fundador, nació en 1805 en Schaffhouse. En 1827 emigra a San Petersburgo, Rusia, donde deja de manifiesto su calidad de maestro relojero. En poco tiempo se convirtió en un líder en el sector de la industria relojera y el nombre de H. Moser & Cie. se volvió sinónimo de calidad y elegancia artesanal entre los zares rusos.

A finales de 1848 regresa a su ciudad natal, Schaffhouse, como fabricante de relojes y próspero empresario.

En la actualidad el recuerdo de Heinrich Moser permanece vivo y se cultiva en el castillo de Charlottenfels, la casa familiar construida cerca de Schaffhouse que alberga el Museo familiar Moser, accesible al público.

Nomad con carátula gris pizarra caja en platino.

Nomad con carátula gris pizarra caja en platino.

Nomad-Dual Time

Las creaciones actuales que llevan el nombre de H. Moser & Cie. como el Nomad-Dual Time que hoy les presentamos se distinguen por una estética de elegancia depurada en la que sobresale una visualización sobria y una legibilidad óptima.

Evocando horizontes lejanos, este reloj es una invitación a viajar y a soñar ya que está  dotado de dos husos horarios.

En el interior de su caja, cuyos flancos presentan formas libres que alternan acabados pulidos y satinados, late el movimiento de cuerda automática Moser HMC 346. Su carátula plateada en

Nomad oro rosa y carátula plateada.

Nomad caja en oro rosa y carátula plateada.

el caso de la versión de oro rosa, y gris pizarra en el del modelo de platino, los índices aplicados marcan el transcurrir del tiempo. Además de unas agujas de las horas y de los minutos, delicadamente facetadas, una tercera aguja más pequeña y de color rojo, indica las horas del segundo huso horario. Ajustable en muescas de una hora en cualquier momento de la jornada, esta aguja de color puede disimularse asimismo bajo la aguja de las horas cuando el propietario del reloj no necesite utilizar la función del doble uso horario. Como un toque incandescente, aporta un dinamismo excepcional al clasicismo del reloj.

En esta creación, los relojeros de H. Moser & Cie. han apostado por la sencillez: sencillez de la estética y sencillez del mecanismo que permite ajustar la hora del segundo huso horario. Gracias al sistema patentado “Double Pull Crown”, la puesta en hora se efectúa por medio de la corona, sin que exista el riesgo de desajustar o detener de forma inadvertida la hora del lugar de origen. Con este mismo afán de simplicidad, un indicador AM/PM se encuentra situado en las 12 horas. Vinculado a la hora del lugar de origen del portador, este indicador pasa de blanco a negro en una fracción de segundo a las 12 h exactas y de negro a blanco por la noche gracias a un muelle que acumula energía durante alrededor de 8 h sin interferir en el funcionamiento del reloj. De esta forma, es posible mantener el contacto con la hora del domicilio de origen, que puede leerse como de costumbre.

Descentrada en las 6 h, una carátula presenta el segundero, que recupera una estética que evoca la de los relojes de bolsillo tradicionales.

Dotado de un cristal de zafiro, el fondo de caja se abre sobre el calibre automático de la manufactura HMC 346, uno de los de mayores dimensiones del mercado con sus 34 mm de diámetro, y permite admirar la imponente masa oscilante realizada en oro de 18 quilates y adornada con el blasón de la compañía Moser, que se utiliza desde hace más de 185 años.

Por último, y como detalle último de refinamiento, la correa es de piel de aligátor parda cosida a mano en el caso del modelo de oro rosa y negra en el de la versión de platino. Está dotada de una hebilla ardillón para que la comodidad para el portador sea absoluta. El Nomad Dual Time hará soñar a los grandes viajeros y contagiará a los más sedentarios las ganas de descubrir.

Y si quieres descubrir más de esta pieza no dejes de ver el siguiente video:

Acerca de 

Comunicóloga especializada en medios impresos y electrónicos. Escribir me apasiona tanto como la alta relojería con su preciso y encantador tic-tac.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: