Montblanc Pre-SIHH 2018

Montblanc ha desarrollado una vertiginosa vorágine de referencias pensadas en el cliente y los nuevos mercados a los que desea llegar.

En este sentido, y previo a que las puertas de Palexpo abran sus puertas a la prensa especializada y a los distribuidores de relojes en la segunda semana de enero. La firma de la estrella se adelanta con lanzamientos en dos de sus colecciones principales: TimeWalker y Star Collection.

Ambos refuerzan el mensaje que ha venido comunicando la marca desde que Jérôme Lambert, otrora CEO de la firma, encabezara la revolución de producto e industria enfocada en integrar por completo sus dos manufacturas: Le Locle y Villeret (Minerva). Sin embargo, la misión de estos últimos años ha sido gestionada por la competencia de Nicolas Baretzki, ex Director Internacional de Ventas y ahora mandamás de Montblanc.

Si bien esta línea no fue presentada en exclusiva para el Club de la Presse 4810, sí tuvimos oportunidad de admirarla durante nuestro pasado viaje a Jackson Hole, del cual se desprende el grueso de las referencias que veremos en Ginebra y que no podemos compartir por guardar una fecha de embargo.

Lo que sí podemos abordar son las adiciones a las colecciones anteriormente mencionadas, las cuales son esencialmente: TimeWalker Rally Timer Limited Edition 100, TimeWalker Manufacture Chronograph, y los Montblanc Star Legacy Automatic Chronograph junto con el resurgir del emblemático Nicolas Rieussec Chronograph.

Montblanc TimeWalker Manufacture Chronograph

Contamos ya con un calibre manufactura: MB 25.10, para este cronógrafo tipo panda. Es un movimiento de cronógrafo automático que emplea rueda de pilares con un embrague horizontal. Late a 28,800 alternancias por hora y ofrece 46 horas de reserva de marcha. Asimismo luce decoración Côtes de Genève, perlage, tornillos azulados y un rotor desarrollado en tungsteno, a fin de remontuar con eficiencia.

El TimeWalker Manufacture Chronograph luce una caja de 43 mm de acero satinado, y posee un bisel con escala taquimétrica construido en cerámica negra. Estéticamente porta una carátula tipo panda, es decir: blanco con totalizadores negros a las 3, 6 y 9 en punto, de 30 minutos, pequeño segundero y 12 horas respectivamente. Asimismo luce una apertura para la fecha a las 4:30 horas.

Montblanc TimeWalker Rally Timer Limited Edition 100

Lo más importante de esta pieza es la cuestión estética, que este 2018 aprovecha el halo vintage que tanto está de tendencia. Se abraza de una correa de cuero desarrollada en los talleres de la marca, y además luce como un verdadero instrumento de a bordo de los vehículos deportivos de mitad del siglo XX.

 

Se ofrece en caja de titanio de 50 mm de ancho y cuenta con un correa de Nato adicional a la de cuero color café. Porta una corona de grandes dimensiones que se posiciona a las 12 en punto y también está hecha en aluminio. En cuanto a la carátula, luce una configuración color negro con totalizadores blancos, ideal para destacar la personalidad de los relojes de la época. En el interior vibra el calibre original de Minerva MB M16.29, cronógrafo de remonte manual con 2.5 Hz de frecuencia y 50 horas de reserva de marcha. La serie está limitada a 100 ejemplares.

Montblanc Star Legacy Automatic Chronograph 

Esta pieza posee una caja de 42 mm de diámetro desarrollada en acero pulido, y para crear un contraste lleno de elegancia, el dial luce en color blanco y plateado con números arábigos negros que refuerzan la legibilidad. Asimismo, cuenta con ciertos toques color azul, que demuestran que este tono está siendo exitoso en los puntos de venta. Las agujas son de acero azulado y el contador de las horas luce un diseño guilloché con la forma de la estrella de Montblanc.

Finalmente, la referencia vibra gracias al calibre MB 25.02 (base ETA 7753) con 46 horas de autonomía a 4 Hz, y se abraza al pulso mediante una correa de piel de aligátor color azul con acabado Sfumato hecha a mano en Florencia.

Montblanc Star Legacy Nicolas Rieussec Chronograph Automatic

Ya lo extrañábamos, y es que siendo el cronógrafo de manufactura de la Casa en homenaje al creador de uno de los primeros sistemas de medición de tiempos cortos, quien en 1821 desarrolló el primer cronógrafo a tinta en la historia. Así que teníamos que ver a esta referencia continuar nutriendo el portafolio de la Casa. Sin embargo, la visión de la plana directiva ha sido la correcta, lo prepararon para competir en un segmento de mercado tremendamente atractivo, y es que de éste sí diremos el precio: 9 mil euros, lo cual llegaría por debajo de los 200 mil pesos mexicanos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Lo vale?

Por supuesto, se trata de un sistema de cronógrafo automático producto del calibre MB R200, un crono con rueda de pilares y embrague vertical que vibra a 4 Hz y entrega 72 horas de autonomía producto de dos barriletes. Esta referencia está finamente decorada y porta un acabado Côtes de Genève para los puentes y tornillería color azul.

Asimismo, goza de un sistema monopulsante como en los modelos anteriores integrado a la corona, pero también una segunda aguja horaria para la complicación GMT con ajuste excepcional. El cronógrafo Montblanc Star Legacy Nicolas Rieussec utiliza dos discos de titanio para reemplazar a los totalizadores regulares de un cronógrafo: 60 y 30 minutos, con el tiempo transcurrido indicado en ambos discos simultáneamente a través de índices dobles de acero azulado. La carátula hace un uso de un acabado guilloché para la decoración, incluido un anillo exterior con otro tipo de guilloché. Las agujas son estilo pomme y se abraza al pulso mediante una bella correa color azul de aligátor desarrollada en el taller de peletería de la Casa en Florencia, Italia.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: