Mido Baroncelli Big Date, el reloj para toda la vida que estabas esperando

Mido Baroncelli Big Date es una pieza que brilla por el nivel de elegancia que ofrece a su propietario; un tipo de estética totalmente atemporal y un look tan soberbio como clásico.

Este 2018 la firma celebra 100 años de haber nacido y de ser fundada por Georges Schaeren, y por ello presenta una de las colecciones de producto más nutridas de la industria y en su historia. A principios de año anunciamos el Big Date de Commander, pero ahora Baroncelli hace lo propio y toma al emblemático Calibre 80 como motor.

Dotado de una caja redonda desarrollada en acero inoxidable y acero con recubrimiento PVD según la versión, cada una de las 7 referencias presentadas como Baroncelli Big Date, cuenta con una apertura amplia en punto de las 6 horas para la visibilidad perfecta del gran fechador. Asimismo, los códigos de elegancia se complementan a partir del bisel doble, un cristal de zafiro y fondo de zafiro con tratamiento antirreflejos y por una carátula granulada destacada por sus agujas de doble cara. El conjunto es hermético hasta los 30 metros o su equivalente en bares de presión.

Inspiración arquitectónica

Como cada una de las líneas presentadas en Mido, esta referencia hace alusión a la magnífica y barroca Galleria Vittorio Emanuele II de Milán, con lo cual expresa en cada una de sus líneas redondez y refinamiento.

Mecánica

Del siglo XXI, esta complicación hace uso del Calibre 80, que vibra a 3 Hz y lo seguirá haciendo durante no menos de 80 horas de autonomía. Con ello, esta pieza puede permanecer sin usar durante el fin de semana y luego acompañarlo a sus actividades laborales sin necesidad de ajustar la hora. La carga se ejecuta mediante un sistema de remonte automático, el cual enroscará el muelle con total eficiencia gracias a su masa oscilante desarrollada en tungsteno y decorada con el emblemático Côtes de Genève. 

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: