MB&F Legacy Machine No.4, una revolución al calendario perpetuo

Pensar fuera de la caja, ir en contra de la corriente, cuestionar la forma tradicional responder ante una pregunta concreta… Todo esto forma parte del día a día de la fábrica de sueños de Maximilian Büsser y sus “Friends”, de entre los cuales destacamos el nombre de los involucrados en cada proyecto, y así el de Stephen McDonnel, un relojero británico que dio vida a la construcción del movimiento LM4, un calendario perpetuo, el primero en la historia MB&F.

Charris Yadigaroglou, Jefe de comunicación, nos adelantó, personalmente, la presentación realizada el día de hoy: la cuarta máquina legendaria ha sido presentada.

Animada por el nuevo calibre –totalmente integrado– de 581 componentes y carga manual. Su arquitectura ha sido configurada de acuerdo a los códigos de esta línea, es decir, situar al volante en el lado de la carátula y suspenderlo para brindar una espectacularidad insuperable, muy Legacy Machine. 

¿Qué es un calendario perpetuo?

Es el producto de un convenio adoptado con la finalidad de hacer coincidir el año civil con el año solar y fijar las divisiones de los meses, semanas, años y días, e igualmente el año bisiesto, que debe discernir entre la duración del año: 365,2422 días = 365 días, 5 horas, 48 minutos, 45 segundos.

Limitaciones mecánicas de un calendario tradicional: generalmente se añade un módulo al movimiento base, lo cual presentará problemas energéticos y algunos otros que inciden en el uso del reloj y el tiempo tradicional, entre otros.

La solución de Stephen – MB&F: optó por desarrollar un calibre que nació para ser un perpetuo pero que, a diferencia de restar días a un mes con 31, añaden a partir de los 28 de febrero, incrementan uno más en año bisiesto e informan si se trata de un mes de 30 o 31 días, todo ello gracias a un procesador mecánico, vs el tradicional grand levier, que añade al calendario los días que necesite, y eliminando la necesidad energética de pasar hacia adelante o saltarse los días sobrantes. Asimismo, en el caso del calendario bisiesto tradicional, se debe llegar a él a partir de los 47 meses de duración, pero en el LM4, se cuenta con un pulsador exclusivo para el ajuste del año.

Finalmente, el volante suspendido es posible gracias al inmenso eje del volante, que le conecta con el escape en el reverso de la pieza, en coincidencia con las subcarátulas esqueletadas y lacadas que descansan sobre una serie de puentecillos ocultos, realzando la tridimensionalidad de una serie de Edición Limitada a 25 piezas de oro rojo de 18 quilates y 25 más de platino 950.

PLAY:

Motor y caja: Stephen McDonnell, concebido como calendario perpetuo completamente integrado. Doble barrilete y finishing de alta relojería de acuerdo al siglo XIX, además, late a una frecuencia de 18,000 a/h durante, no menos, de 72 horas de reserva de energía. Está albergado en una caja de 44 mm y cuenta con cristal de zafiro con revestimiento antirreflejos en la parte superior e inferior. Se abraza a la muñeca mediante una correa de aligátor cosida a mano con broche a juego de la Edición de su elección.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: