Master Memovox Boutique Edition de Jaeger-LeCoultre

Ya está en México, y disponible en exclusiva en la boutique de la Grande Maison ubicada en la avenida Presidente Masaryk del barrio de Polanco, Ciudad de México.

Y para dar inicio a la comercialización y exhibición de la pieza, Pierre Millereau, Regional Brand Director, Rafael Arroyo, Country Director y Margarita Islas, Boutique Manager, invitaron a clientes y amigos de la marca para conocer ésta y otras referencias más de la Casa.

Jaeger-LeCoultre-Boutique-Memovox-2017-

Adicionalmente Martu Carrillo, Directora de Mercadotecnia de Tequila Casa Dragones se asoció a la firma de Alta Relojería para seducir a los invitados y compartir lo mejor de su producto, lleno de tradicionalismo y valores coincidentes con Jaeger-LeCoultre.

En esta reedición se respetan los códigos de una pieza emblemática presentada en 1971, respetando la carátula Snowdrop con agujas tipo bastón con tratamiento luminiscente y minutería ferrocarril blanca. Al interior contamos con una subcarátula con acabados soleil que guardará la información de la complicación, mientras que un triángulo color blanco apuntará a las 6 horas como en el primer reloj de este tipo.

Si bien existen varios relojes con función despertador, en el caso de La Grande Maison se cuida cada detalle, por lo que el timbre debe ser puro y entregar una melodía tanto práctica como bella. La mecánica toma vida gracias al calibre 956 de la marca, que luce un decorado a mano, late a 28,800 alternancias por hora y vibrará durante –no menos– de 45 horas. Este motor se actualizó en 1956 basándose en el calibre 815 original de 1956.

La Edición Limitada a 500 ejemplares goza del certificado de 1,000 horas de pruebas por parte de Jaeger-LeCoultre, que asegura la confiabilidad del reloj en tanto a su precisión y funciones. Se abraza al pulso gracias a una correa de piel de becerro negro Trieste con pespunte azul.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: