Martín Fuentes, piloto de Ferrari cronometrado por HUBLOT

No existe marca de superautos más conocida que Ferrari, y es que il cavallino fabrica HUBLOT monstruos de las pistas que se convierten en leyendas tras las hazañas que sus pilotos pueden presumir al volante de estas impresionantes máquinas del automovilismo deportivo.

La mañana de hoy el restaurante Cavallino recibió a periodistas especializados del mundo automotriz, la escena social y la relojería a fin de presentar al flamante embajador de HUBLOT, se trata de Martín Fuentes, quien fue presentado por Fausto Salvi, Director General de Attila Distribution Group, y Daphne Molina, ex representante de belleza HUBLOT FERRARIfemenina para México en Miss Mundo, quien además entrevistó al piloto.

Tras tres años de haber anunciado el compromiso global de HUBLOT con Scuderia Ferrari, la “armadora” de relojes ha producido 11 referencias enfocadas en replicar el espíritu de la Casa de Maranello como instrumento de relojería, y México como país refuerza su posicionamiento protagónico en las operaciones de la marca ginebrina de relojes.

“México es un país muy importante para HUBLOT, hablando en cifras, la marca ocupa la posición número tres del mercado relojero de lujo en el país, solo por detrás de Rolex y Patek Philippe, lo cual para una Manufactura relativamente joven es excepcional. En números HUBLOT produce alrededor de 44,000 piezas anuales, de las cuales un 24% están destinadas a Latinoamérica, y en México el negocio es de unas 1,800 piezas de venta por año”: Fausto Salvi, Director General de Attila Distribution México.

Asimismo, el directivo no perdió oportunidad en presentar a Martín Fuentes, un “viejo conocido” de la marca, esposo de la otrora Embajadora Global de HUBLOT Jacqueline Bracamontes, quien en su rol como piloto profesional goza de una carrera llena de éxitos:

Comenzó en el universo del motociclismo y quedó Campeón Nacional en su categoría por tres años consecutivos cuando un accidente lastimó su columna vertebral obligándolo a cambiar de disciplina. Más tarde Martín notó talento para las cuatro ruedas y corrió en Sudamérica en autos fórmula, ganando la Fórmula 2000 y la Abarth, mientras que se desempeñó como piloto en la Seat Cup en tiempos recientes.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fuentes, en su relación natural con Attila Distribution Group de México, distribuidor oficial de HUBLOT en nuestro país, tocó las puertas de la marca a fin de motivar un patrocinio que ambos buscaban desde hace tiempo, ya que Martín es un piloto disciplinado y exitoso dentro como fuera de la pista, por lo que su imagen comulga con los valores de la Casa ginebrina. El camino les llevó a la solución de incluir a Ferrari, pues en su compromiso con la Scuderia, HUBLOT no puede incluir a ningún profesionista del deporte motor que no corra para il cavallino. Scuderia Corsa contactó entonces a Martín Fuentes para enfrentar el Campeonato Pirelli World Challenge, y la historia nos lleva a que –actualmente– el piloto mexicano se coloca en tercer lugar del campeonato con siete fechas por disputarse.

Así es Martín, un hombre que busca la adrenalina y sacrifica el tiempo familiar para conseguir los sueños y bienestar de su esposa y dos hijas, pero que además desea ser diferente, original y no seguir a nadie, sino marcar su propio camino; Martín es al motoracing lo que HUBLOT a la horología de alta gama.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Finalmente destacamos la presencia de las ediciones Big Bang Ferrari Carbon, que fusiona en el bisel a la cerámica con el oro y a los bellísimos Ferrari Speciale, que se inspiran en un tipo de vehículo reducido en peso y amplificado en prestaciones enfocado para la pista, además de destacar la nueva edición Big Bang Ferrari México, la cual estará disponible a razón de 25 y 50 piezas de edición limitada en caja de 45 mm de King Gold u titanio con bisel de fibra de carbón color verde, y “motorizadas” por el calibre de manufactura HUB 1241 Unico.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: