Marguerite, la nueva flor de Christophe Claret

Luego de presentar la línea Margot hace un par de años, y de coronarse como la complicación femenina por el Grand Prix d´ Horlogerie de Genève, Christophe Claret ChristopheClaretexpresa de manera diferente el romanticismo femenino a través de una pieza altamente compleja destinada a la mujer.

La indicación del tiempo

Se da gracias a un par de mariposas desarrolladas en Super-LumiNova azul, naranja, o rojo de acuerdo a la versión; la más oscura, que representa a la mujer se sitúa sobre un pétalo de la margarita que rota cada hora, mientras que la más clara, representando al hombre, girará a razón de los minutos. Asimismo, el romanticismo de la pieza se pone en evidencia gracias a que al presionar una vez su pulsador, los números árabes situados a las 3, 6 y 9 h desaparecen para mostrar la frase “Ill m´aime passionnément” (me ama apasionadamente), una complicación mecánica inspirada en un truco de magia en el que una carta da paso a otra.

¿Cómo lo hace?

Una serie de discos superpuestos modifican al disco superior de zafiro metalizado con mosaico de cuadros transparentes, los cuales giran sobre el disco inferior fijo de nácar revestido con otro mosaico barnizado en azul o negro, que lleva escrito el texto y los números. El efecto vuelve a la normalidad al soltar el pulsador, dando paso a la hora.

Engaste nieve

Como era de esperarse en una pieza de Claret de suma complejidad, los diamantes aparecen en un engaste que, más bien, parece un cúmulo de copos de nieve. Conformado por un centenar de minerales de diversos tamaños distribuidos entre las asas y el bisel, el patrón se coloca en las cuatro versiones, dos en oro blanco y dos más en oro rosa de 18 quilates.

Mecánica

El MT115 de cuerda automática viene dotado de un doble barrilete para entregar 72 h de reserva de marcha, entrega indicaciones de horas y minutos indicadas por dos mariposas propuestas en la carátula, mientras que la complicación femenina “Me quiere, no me quiere” es visible a través del fondo.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: