La transparencia del primer capítulo… Maîtres du Temps

matres-du-temps-chapter-one-tonneau-transparence-titanium-c1-3t_1La innovación, genialidad, las ganas de crear y de ser diferentes, pero no solo eso, sino de pensar fuera de la caja, de llamar a los genios contemporáneos de la horología para desarrollar piezas de excepción tiene un nombre y apellido: Maîtres du Temps, o Maestros del Tiempo, dominadores de las horas, minutos segundos y fenómenos físicos astronómicos relacionados exhibidos a partir de la pericia mecánica. Así es la firma relojera que hace uso de los mejores exponentes de esta excepcional profesión, todo con el único propósito te sorprender y sorprenderse a sí mismos y a los coleccionistas.

Dividida en capítulos, su horología comprende a diferentes actores para la concepción y la resolución de problemáticas mecánicos inherentes a la indicación del paso del tiempo, las complicaciones retrógradas, los cronógrafos y también los indicadores de fecha y reserva de marcha, pero además también obedecen a la estética y a la visualización de todos estos elementos. Es decir, que fácil seríaMaitres du Temps mostrar un crono monopulsante con fecha retrógrada, indicador de segundo huso horario retrógrado, fase de Luna y, obviamente, las horas y minutos, si se tuviera espacio y energía inagotable, desafortunadamente a cada indicación obedece una complicación, problemática que solo el “ingenio de un genio” y su capacidad pueden resolver.

También te puede interesar   Aquaracer de TAG Heuer, adicto a la velocidad en tierra o mar

Hoy el Chapter One ya es un icono que sorprende, pero se ha decidido brindarle transparencia de zafiro gracias a su nueva carátula y ligereza “titánica” a partir del titanio, que siendo pulido en diferentes niveles logra una curvatura especial que lo asemeja a un bólido de carreras situado en la muñeca.

Finalmente, la tendencia en la transparencia está en boga en la horología de alta gama, que busca en sus insights la mejor cara para conquistar a los coleccionistas, periodistas y a los relojeros mismos, pues qué más bello que un calibre desnudo, o un perlage o fino acabado sobre el metal reluciente con el oro.

Maitres du Temps

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: