La sirena de Ulysse Nardin: Lady Diver

ULYSSE NARDIN El mar en sí es un símbolo de fuerza, de oleaje, de historias de nereidas y de Diosas que ejercen la mística de un universo marino que no conocemos en su totalidad, pero que imaginamos y representamos en pinturas, en escritos, en películas y en la relojería. A la par del concepto de movilidad y desplazamiento comercial, los antiguos relojeros construyeron cronómetros marinos para eliminar el vaivén inherente a una embarcación que recorre el Atlántico, producto de ello una horología de mayor precisión y una experiencia de audaces recorridos.

 

Ulysse Nardin presentó en el 2001 un reloj que emula la comunión con el océano de manera contemporánea y con una personalidad única, su nombre fue Lady Diver y tal como su pareja masculina (Marine Diver), desarrolla una estética llena de fuerza y vitalidad, así lo exhibe su flamante carátula en madreperla, sus ondulaciones y sus hermosos diamantes, mientras que sus prestaciones incluyen un bisel unidireccional, hermeticidad a 100 metros e indicaciones de horas, minutos, segundos y fechador a las 6 h, todo posibilitado gracias al calibre UN-815 de carga automática con reserva de marcha de hasta 42 horas.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: