La delgada línea de la relojería de Frédérique Constant, Slimline Auto Heart Beat

La colección Slimline de la Casa ginebrina recibe al último exponente de la familia, un nuevo y espectacular reloj que deja admirar su corazón gracias a la apertura de la carátula situada en punto de las 12 horas.

Adicionalmente, los códigos estéticos minimalistas se respetan a partir de un diseño de carátula limpio y depurado, que hace uso de indicadores aplicados simples y elegantes a la vez. Tres referencias han sido propuestas de cara al ferial relojero más grande del planeta: caja de acero –de 40 mm– y carátula blanca con correa de piel de aligátor color negro, o si lo prefiere, dos versiones con la misma estructura, pero que presumen de un acabado chapado oro rosa para combinar con una dualidad de carátulas: blanca o negra, y una pulsera color marrón.

También te puede interesar   Berger Joyeros recibe a El Rey Pelé

 

FC Slimline Au2to Heart Beat

Corazón

A fin de conseguir un perfil delgado y confortable, Slimeline Auto Heart Beat está animado por el calibre FC-312 de remonte automático a 4 Hz durante, no menos, de 42 horas de autonomía. Finalmente, la pieza recupera la idea original de mostrar el órgano regulador a fin de sumar espectacularidad y valor mecánico a la línea, misma que apareció por vez primera en 1994 gracias a Peter y Aletta Stas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: