La delgada línea de la relojería de Frédérique Constant, Slimline Auto Heart Beat

La colección Slimline de la Casa ginebrina recibe al último exponente de la familia, un nuevo y espectacular reloj que deja admirar su corazón gracias a la apertura de la carátula situada en punto de las 12 horas.

Adicionalmente, los códigos estéticos minimalistas se respetan a partir de un diseño de carátula limpio y depurado, que hace uso de indicadores aplicados simples y elegantes a la vez. Tres referencias han sido propuestas de cara al ferial relojero más grande del planeta: caja de acero –de 40 mm– y carátula blanca con correa de piel de aligátor color negro, o si lo prefiere, dos versiones con la misma estructura, pero que presumen de un acabado chapado oro rosa para combinar con una dualidad de carátulas: blanca o negra, y una pulsera color marrón.

 

FC Slimline Au2to Heart Beat

Corazón

A fin de conseguir un perfil delgado y confortable, Slimeline Auto Heart Beat está animado por el calibre FC-312 de remonte automático a 4 Hz durante, no menos, de 42 horas de autonomía. Finalmente, la pieza recupera la idea original de mostrar el órgano regulador a fin de sumar espectacularidad y valor mecánico a la línea, misma que apareció por vez primera en 1994 gracias a Peter y Aletta Stas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: