Hublot añade un tourbillon a sus afamados Berluti

Hace un par de años que la marca ginebrina de Alta Relojería desarrollaba sus primeras propuestas en colaboración con la afamada firma de zapatería Berluti. Este 2017 se inscriben 40 relojes en Edición Especial bajo la descripción de Classic Fusion Tourbillon Berluti Scritto King Gold y Classic Fusion Tourbillon Scritto All Black.

La Luna llena sobre París…

La Ciudad Luz fungió como escenario perfecto para la presentación del producto que, en esta ocasión se abraza al pulso mediante las preciosas correas generadas por la Casa de zapatos fundada en 1895. Tal como lo hiciera hace un par de años, pero con la novedad de incluir un calibre con tourbillon, máxima complicación técnico-mecánica de la relojería.

“El Arte de la Fusión es un principio que forma parte del ADN de Hublot. Constituye un estado de ánimo que guía todas nuestras acciones y las colaboraciones que establecemos. Junto a nuestros socios, y de manera muy especial con la casa Berluti, participamos de una misma dinámica, fusionados por un ADN común: excelencia, distinción e innovación”. Ricardo Guadalupe, CEO de Hublot.

La Place Vendôme recibió a la selecta lista de invitados, de entre los cuales destacamos a Ricardo Guadalupe, CEO de Hublot y a Antoine Pin, Vicepresidente Ejecutivo de Berluti.

Los relojes

Ambas referencias están limitadas a 20 ejemplares y cuentan con una caja de 45 mm de diámetro, desarrollada en oro King Gold de 18 quilates o cerámica negra. Están animadas por el calibre mecánico automático esqueletado HUB6016 con tourbillon, destinado a vibrar a 3 Hz durante 115 horas de autonomía. La diferencia principal reside en el color del cuero de Venecia patinado en relieve, que será utilizado tanto para la correa como para la carátula de la pieza.

*Berluti fue fundado en 1895 en la ciudad de París, y ha sido gestionado por cuatro generaciones hasta ser adquirido por el Grupo LVMH.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: