Hermès, el arte del Millefiori

A continuación, estimado lector, tendremos el privilegios e comentarle el proceso que lleva la “simple” decoración de una HERMEScarátula, un arte que data del siglo XIX y se inspira en pisapapeles que, a partir de su complejidad, llenaron las ansias de los artesanos para corresponder a lo inimaginable de la creatividad que el coleccionista Hermès demanda.

HERMESAtendiendo a todos estos detalles, pero también sin perder de vista el punto mecánico de la concepción relojera de manufactura, la Montre Hermès desarrolla calibres propios a través de su sociedad con Vaucher, hablamos de los seriados H1912 y H1837, con la única misión de cumplir con precisión la funcionalidad de las horas y minutos. Pero no se confunda, estimado lector, que en ocasión “menos es más”, y es por Hermesello que Hermès a través de su colección Arceau Millefiori ostenta un arte de cristal soplado cuya labor demanda un expertise elevado en el dominio de dicho oficio, que la casa de origen parisino ha decidido describir como: del arte del cristal a la eclosión de una alfombra de flores y estrellas.

Presentados durante la pasada feria relojera de Baselworld 2014, y en colaboración con la Real Cristalería de Saint-Louis, los sopladores enrollan la pasta vítrea con movimientos muy precisos que describen motivos impresionantes, al tiempo que al acoplarlos unos a otros se forma un patrón excepcional de metros de longitud que culminará siendo sellado por otro operario, prepara una ampolla de cristal y aplica a las millefiori, este cristal blanco se deposita para proteger la decoración “empaquetarla” y finalmente se le da forma al conjunto a través de pequeños golpes cuando el cristal aún no está frío, de lo contrario se rompería. Finalmente se devela la totalidad y riqueza del decorado, dado gracias a un patrón de flores alegres que aparecerán en la carátula de su Arceau, concediéndole un valor excepcional e irrepetible a cada pieza, pues a pesar de intentar la repetición de un patrón, éste jamás será igual al suyo en cortes y purezas.

También te puede interesar   Zetios Chronograph de Milus: con madera de campeón

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Como cada artículo de Hermès, la historia sorprende a propios y extraños, un mensaje que va mucho más allá de un simple bien de lujo, sino de una obra de arte legítima que además brinda empleos y protege la artesanía de la cultura humana.

Hermes

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: