Hay vida en el desierto: BR-Desert Type de Bell & Ross

¿Qué sabes del desierto? Constituye –casi– una tercera parte de la superficie terrestre, siendo ésta la más abundante en el planeta Tierra. La zona desértica como definición, es un bioma que recibe pocas precipitaciones, lluvias. Del total de 50 millones de kilómetros cuadrados de área desértica 53 % corresponden a desiertos cálidos y 47 % a desiertos fríos.

A menudo pensamos que el desierto no posee vida, y que se limita a climas cálidos, no obstante, la palabra clave para sobrevivir al clima extremoso inherente a éste es la adaptabilidad.

F51-05-BR03 92 desert type-H-80375.tif-b-800

La milicia frecuentemente combate en desiertos, y debe modificar sus aviones, instrumentos, uniformes, y todo el equipo necesario para enfrentar las hostilidades del enemigo. En la relojería sucede un fenómeno coincidente, puesto que el magnetismo, el polvo, la gravedad, la fricción son enemigos naturales de una máquina que debe ser precisa en todo momento, por lo que también la horología debe protegerse contra estos agentes.

Trasladados al desierto, un reloj para militares deberá ser aún más resistente, y Bell & Ross propone tres instrumentos: tres manecillas automático, cronógrafo automático (42 mm) y reloj de cuarzo diseñados específicamente para los pilotos que surcan los desiertos en misiones de combate o avistamiento.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Motores: el reloj de tres manecillas está animado por un movimiento mecánico automático calibre BR-CAL.302, mientras que el crono posee un corazón BR-CAL.301 de remonte automático, que posibilita la cuenta de: horas, minutos, segundero pequeño a las 3 h, fechador y totalizador de minutos y horas. Finalmente, la versión de 39 mm de diámetro, posee un movimiento de cuarzo de alta precisión BR-CAL.102.

Bell Ross BR-Desert Type

Watches World desea que llegue el día de la cita en Baselworld para poder mirar de cerca esta pieza, previa al serial relojero más importante del año.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: