H1 Quai du Mont-Blanc, homenaje a Ginebra

HC9B6738

Como muchas grandes ideas, la inspiración para HYT comenzó con el hombre contemplando a la naturaleza. La historia de la relojería hidromecánica ha evolucionado con el tiempo y sobre todo cerca del agua.
En 2002, el paisaje que activó la imaginación de Lucien Vouillamoz fue el de los lagos suizos: Neuchâtel, Bienne y Morat. En 2014, a las orillas del lago Léman y frente a la mítica Jet d’eau de Ginebra, nace el H1 Quai du Mont-Blanc, un homenaje a la asociación de la marca con la boutique Montres Prestige, el primer embajador de HYT en Suiza, ubicado en Quai du Mont-Blanc.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Después de indicar el tiempo con un líquido de color amarillo –el ADN de la marca– HYT ha asumido un nuevo reto con un “líquido rojo”: el color de la pasión, de Ginebra y de Suiza. El ajuste del líquido no fue tan simple como se podría pensar y tomó 18 meses de intenso trabajo técnico para perfeccionarse. Su clásico indicador de minutos conserva la herencia de la alta relojería tradicional, y se integra a la perfección con la alta tecnología de fluidos. Con su propio calibre, el movimiento del H1 Quai du Mont-Blanc luce aún más atractivo con un terminado Côte-de-Genève.

Edición limitada a 22 piezas, un homenaje a Ginebra, el 22º Cantón de la Confederación Suiza.

Acerca de 

Comunicóloga especializada en medios impresos y electrónicos. Escribir me apasiona tanto como la alta relojería con su preciso y encantador tic-tac.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: