GP protege lo que es precioso

La participación de importantes manufacturas relojeras en causas filantrópicas es cada vez más frecuente, en esta ocasión, Girard-Perregaux junto a Susan y David Rockefeller, así como la casa de subastas Christie, presentaron una premiere especial del documental Food for Thought, Food for Life, realizado por Susan Rockefeller, en el museo Art Rockbund de Shanghai. La película se centra en el desarrollo de las fuentes de alimentos más saludables y sostenibles y el futuro de los entornos ecológicos y agrícolas, lo que destaca ‘la labor de promoción bajo el lema personal de los Rockefeller “Protect what is precious” (Proteger lo que es precioso).

image001

Después de la proyección se llevó a cabo una mesa redonda sobre “Alimentación, Medio Ambiente y Cultura” en la que participaron los Rockfellers, Dai Jianjun, creador del restaurante Dragon Well Manor y pionero en alimentos orgánicos, y Ma Jun, fundador del Instituto de Asuntos Públicos y Ambientales, figura principal en la protección del medio ambiente en China. El debate se centró en el aumento de la conciencia de la gente acerca de las prácticas sostenibles de alimentos y la promoción de un planeta más saludable hacia el futuro.

image002

En línea con este evento y para celebrar el 10º aniversario de la icónica colección para damas The Cat’s Eye, Girard-Perregaux ha creado la edición especial “Protect what is precious”, diseñado en colaboración con Susan Rockefeller. El reloj cuenta con 73 tsavoritas en la carátula blanca pulida a mano en madreperla que va de un tono brillante a un verde pastel, representando los “ideales y valores verdes” que Girard-Perregaux y los Rockefeller comparten de forma conjunta. Diseñado para las mujeres que aprecian lo precioso del tiempo, la belleza de la naturaleza y la necesidad de proteger nuestro planeta, este reloj de edición especial está grabado con el lema “Protect what is precious” para crear conciencia ambiental.

Acerca de 

Comunicóloga especializada en medios impresos y electrónicos. Escribir me apasiona tanto como la alta relojería con su preciso y encantador tic-tac.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: