Golden Bridge Dragon, cuando la leyenda y la relojería se unen

10409020_806635906026923_8942721539443802416_n

Corum es una Manufactura que se ha caracterizado a lo largo de su historia por dar rienda suelta a su audacia creativa, y en esta ocasión no es la excepción. Ha logrado fusionar de manera casi mágica a dos de las figuras más fascinantes en sus respectivos universos: al dragón –una criatura mítica que simboliza la vida y el poder– y al movimiento exclusivo B113_02352tipo ‘baguette’, considerado una auténtica leyenda de la relojería contemporánea.

Desde tiempos inmemorables, el dragón ha sido una criatura que se representa como el guardián de un tesoro fabuloso. Hoy, gracias a Corum, su silueta aparece justamente protegiendo con sus enormes garras el movimiento CO 113 del nuevo Golden Bridge Dragon.

Sin duda se trata de un digno descendiente del primer movimiento baguette de la historia, introducido por Corum en 1980, una obra maestra de la mecánica relojera que encarna la impresionante experiencia de la marca de La Chaux-de-Fonds y su insaciable búsqueda de la linealidad.

También te puede interesar   PATEK PHILIPPE, 192 horas de energía

Construido a lo largo de un eje vertical, que se extiende por la Corona a las 6, que está perfectamente alineado con el fin de acentuar esta construcción excepcional. Visualmente impresionante en cada detalle, cuenta con una platina y puentes en oro rojo, incluyendo un puente superior con la firma Corum grabada a mano.

Trabajo artesanal y mecánico de excepción

Así como domina la mecánica relojera, Corum demuestra en esta pieza el mismo grado de habilidad en lo que a trabajo artesanal se refiere. Tan solo imaginen que para dar vida al dragón, primero se vierte el oro rojo en un molde con el fin de dar forma a un esbozo inicial. Entonces comienza el fascinante trabajo de grabado… Jugando con el espesor irregular de la placa de oro, el artesano pacientemente esculpe el material para crear llamativos efectos tridimensionales. Después de más de dos semanas dedicadas a esta tarea extraordinaria realizada totalmente a mano, el dragón se prepara para extender su magia, mediante un sinnúmero de detalles. Con su silueta mítica –que adquiere su profundidad gracias al efecto de pequeñas escamas–, la criatura se envuelve alrededor del movimiento baguette, aunque sin llegar a tocarlo. El dragón con su cabeza en llamas parece  listo para respirar su fuego interior, mientras que su cola luce una delicada perla, que pareciera un Sol en llamas.

También te puede interesar   Zenith y Cohiba, el festejo de una gran alianza

B113_02349_Cl-Up_Back

La transparencia, su encanto

El fascinante encuentro entre la criatura mítica y el legendario calibre encuentra un contexto digno en una elegante caja en forma de tonel. Esta última elaborada en oro rojo de 18 quilates protegida por cuatro cristales de zafiro en la parte delantera, el reverso y ambos lados, creando así una transparencia fascinante que mejora aún más la perspectiva tridimensional del dragón. El precioso y refinado Corum Golden Bridge Dragon también fue interpretado en dos versiones de joyería. En la primera, el brillo de 422 diamantes redondos iluminan la caja en oro rojo y el cierre desplegable en el brazalete; mientras que el segundo incorpora no menos de 80 diamantes talla baguette y 338 diamantes redondos.

También te puede interesar   Estética pura en beneficio del tiempo

La interpretación decididamente contemporánea, del Golden Bridge Dragon juega con los elegantes contrastes entre la calidez del oro rojo y el fondo negro mientras que la versión  urbana  viste al movimiento y a la mística bestia en oro, enmarcados por una caja de titanio  grado 5 con  revestimiento de PVD negro.

10418980_806193522737828_4949268631136867740_n

Acerca de 

Comunicóloga especializada en medios impresos y electrónicos. Escribir me apasiona tanto como la alta relojería con su preciso y encantador tic-tac.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: