Frédérique Constant: un buen corazón.

Más allá del mundo de lujo, la casa relojera contribuye en gran medida para reducir las necesidades de quienes más lo necesitan gracias a uno de sus valores: compartir, principio que la acompaña desde el momento de su fundación.

Implicado en organizaciones benéficas relacionadas con el corazón desde 2009, la casa ginebrina tiene el honor de colaborar en la campaña “Corazones de los niños”. Frédérique Constant creará una serie limitada a 100 relojes bajo el sello de su colección “Ladies World Heart Federation”, la suma recaudada por la venta de dichas piezas se sumará a los 50,000 USD donados por la Manufactura en septiembre del 2012 durante el Día Mundial del Corazón celebrado en Los Angeles, y se destinará a organizaciones de la Federación Mundial del Corazón dedicadas al apoyo y prevención las enfermedades cardiovasculares en mujeres y niños.

Los nuevos modelos se inspiran en el movimiento de cuerda automático FC-310, que proporciona una exactitud, fiabilidad y durabilidad excepcional, con una reserva de 38 horas, y son sumergibles hasta 60 metros.

Los nuevos modelos se inspiran en el movimiento de cuerda automático FC-310, que proporciona una exactitud, fiabilidad y durabilidad excepcional, con una reserva de 38 horas, y son sumergibles hasta 60 metros.

La asociación es un compromiso conjunto para aumentar la sensibilización a nivel mundial, y se centra en las mujeres y los niños por ser las poblaciones más vulnerables. Compartimos la pasión por generar conciencia con respecto a las personas que corren el riesgo de ser víctimas de estos trastornos, y estamos orgullosos de poder contribuir para reducir el número tan alto de muertes a consecuencia de los malos cuidados por falta de recursos.

Los relojes disponen de una carátula  de plata y de una espectacular abertura de doble latido en posición de las 12 horas. La parte posterior de la caja, está fabricada en cristal zafiro, material que posibilita la admiración del movimiento automático y en específico del rotor bañado en oro rosa y finamente grabado con el logotipo de la Federación Mundial del Corazón, mientras que ocho diamantes realzan la caja y la carátula de 34 mm, y la corona exterior tiene un terminado en lujoso nácar.

Adicional a la colección en beneficio de la Ladies World Heart Federation, Frédérique Constant se complace en presentar a la modelo y actriz Inés Sastre como su nueva embajadora.

Inés Sastre Nacida en noviembre de 1973 en Valladolid, España, Inés estaba destinada a convertirse en una supermodelo, pues obtuvo el galardón “Look of the Year” de una prestigiosa agencia de modelos, y posteriormente ganó el trofeo de belleza en el certamen de la moda de París. Sin embargo, sus intereses se centraban más en formarse académicamente y en su carrera como actriz. A los 15 años obtuvo un papel en la película de Carlos Saura “El Dorado”. Actualmente es embajadora de UNICEF.

Inés Sastre
Nacida en noviembre de 1973 en Valladolid, España, Inés estaba destinada a convertirse en una supermodelo, pues obtuvo el galardón “Look of the Year” de una prestigiosa agencia de modelos, y posteriormente ganó el trofeo de belleza en el certamen de la moda de París. Sin embargo, sus intereses se centraban más en formarse académicamente y en su carrera como actriz. A los 15 años obtuvo un papel en la película de Carlos Saura “El Dorado”. Actualmente es embajadora de UNICEF.

La también representante de la UNICEF, será pieza clave para consolidar los proyectos de la marca durante los próximos dos años. En concreto, Inés desempeñará un papel fundamental en el apoyo de la Manufactura relojera a sus proyectos en beneficio del corazón.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: