El valor de una milésima de segundo

El Mikrotimer Flying 1000 desarrollado por TAG Heuer fue el primer cronógrafo mecánico de la historia en medir y marcar la 1/1000ª de segundo.

WW-VERANO 2011. La diferencia entre quedar segundo y ser un Campeón del Mundo en la Formula 1, depende de una milésima de segundo. TAG Heuer lo sabe, y por eso ha desarrollado el primer cronógrafo mecánico de la historia en medir y marcar la 1/1000ª de segundo: el Mikrotimer Flying 1000.

Este reloj concepto que causó sensación en la reciente edición de BaselWorld, cuenta con un poder de medición sin precedentes, ya que es 125 veces más exacto que la mayoría de los cronógrafos mecánicos existentes e incluso 10 veces más rápido que el TAG Heuer Mikrograph 1/100ª, que es el primer cronógrafo mecánico de pulsera de la historia dotado de una aguja central que indica la 1/100ª de segundo, con el que la Manufactura sorprendió a propios y extraños en Ginebra apenas en enero de este año.

Dueño y señor de la precisión

Los conocimientos y experiencia adquiridos por TAG Heuer a lo largo de su historia, lo ubican como el dueño y señor absoluto de la precisión en la medición de la fracción de tiempo más pequeña. La lista de primicias en este ámbito –en la que figuran el Mikrotimer, el Calibre 360 y el Grand Carrera Calibre 36 Caliper, entre otros–, hoy crece con el cronógrafo TAG Heuer Mikrotimer Flying 1000 Concept, cuyo corazón late a una alucinante velocidad de ¡3’600,000 alternancias por hora!

Nuevo capítulo en la historia de la relojería

Desde hace años, los relojeros e ingenieros de TAG Heuer han asumido el desafío de replantearse la forma en que un reloj mecánico genera, almacena, transmite y regula la energía e indica el tiempo. Sin embargo, para la creación de este reloj concepto expandieron su investigación a los sistemas regulados por espiral, obteniendo como resultado un escape desarrollado en colaboración con Atokalpa, cuya velocidad es tres veces mayor a la de los pistones de un motor de Formula 1 a máxima velocidad.


Su funcionamiento

En la ingeniería de un cronógrafo la precisión, velocidad y fiabilidad, determinadas por la potencia de oscilación y la construcción del mismo, son fundamentales.

TAG Heuer ya había equipado al Calibre 360 y al Mikrograph 1/100ª con osciladores de 50 Hz, diez veces más veloces que los osciladores convencionales más rápidos. En el Mikrotimer Flying 1000 Concept, ha logrado llevar este concepto mucho más lejos de lo que cualquiera hubiera imaginado.

Se trata de un cronógrafo integrado que emplea la misma arquitectura de dos engranajes cinéticamente independientes del Mikrograph 1/100ª, ya que al separar el engranaje del reloj del engranaje del cronógrafo, se elimina el riesgo de que el cronógrafo influya sobre el reloj y viceversa.

La aguja central saltante del Mikrotimer Flying 1000 Concept completa la asombrosa cantidad de 10 rotaciones por segundo, indicando la 1/1000ª de segundo y la 1/100ª de segundo en una escala situada en la parte exterior de la carátula, que dispone de 100 graduaciones en 360º. Una segunda aguja central, más pequeña, señala los minutos y un doceavo de minuto en una escala de 150 segundos. Un contador situado a las 6 h, calibrado a 5 segundos, indica la 1/10ª de segundo. Indiscutiblemente se trata de una de las “grandes complicaciones” más asombrosas hasta ahora desarrolladas en el ámbito de la relojería.

Aun cuando se encuentra en fase de concepto, no dudamos que una vez aseguradas su fiabilidad y precisión, se una a las obras maestras comercializadas por TAG Heuer.

 Realidad Avant-Garde

· El más rápido del mundo: gira a 3’600,000 pulsaciones por hora

· La aguja da 10 vueltas al reloj por segundo

· Fue necesario estudiar la turbulencia generada dentro del reloj

· El mecanismo del cronógrafo no cuenta con lubricación alguna

· Incorpora nuevos materiales, reduce fricción y aumenta fiabilidad

· El color amarillo proporciona la mejor legibilidad con la velocidad de la manecilla

· TAG Heuer sigue retando a la imaginación y a la mecánica

 

En una milésima de segundo:

· La Tierra gira 29.8 m alrededor del Sol

· Un neutrón rápido recorre 10 km

· La luz recorre 300 km

· Un guepardo a toda velocidad recorre 3 cm

 

Mikrotimer Flying 1000 Concept

Movimiento: cronógrafo manual y reloj automático

Frecuencia: 3’600,000 a/h el cronógrafo, 28,800 a/h el reloj

Reserva de marcha: 150 s para el cronógrafo, 42 h para el reloj

No. de piezas: 354

Joyas: 53

Funciones: medición de la 1/1000ª de segundo, para el reloj rueda de balance tradicional

Caja: 45 mm de diámetro, recubierta de carburo de titanio, doble cristal zafiro antirreflejante, pulsadores de titanio, corona de titanio y caucho

Carátula: de “oro negro”, decorado Côte de Genève, fondo negro, numerales arábigos blancos con tratamiento superluminova, manecillas de las horas y minutos con marcadores luminiscentes, manecilla central del cronógrafo amarilla

Correa: de caucho

Hermeticidad: 100 metros.

Acerca de 

Comunicóloga especializada en medios impresos y electrónicos. Escribir me apasiona tanto como la alta relojería con su preciso y encantador tic-tac.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: