El Reverso del arte: à Eclipse – Vincent van Gogh

Una pieza de Alta Relojería es de por sí considerada como arte, más cuando se trata JaegerLeCoultre de un instrumento cargado de historia y gran personalidad como el Reverso, una pieza que en 1931 modificaría la horología para siempre.

Su fondo constituye un verdadero lienzo para artistas contemporáneos, ya sea que laboren para la Casa, o hayan sido leyendas que marcaron una corriente plástica en el pasado, no obstante, también la cara frontal ha recibido “la mano” de un sinnúmero de artistas. Este 2015 se cumplen 125 años de la muerte del impresionista holandés Vincent van Gogh, y es por ello que Jaeger-LeCoultre, en colaboración con el Van Gogh Museum de Amsterdam, laboran en conjunto a fin de presentar una edición limitada que lleva por nombre: Reverso à Eclipse , gracias a la JaegerLeCoultreparticularidad de mostrar una bellísima escena de girasoles tras la liberación de la escena como por arte de magia, que ha sido desarrollada gracias a la técnica del esmaltado miniatura, e inspirado en la pintura original: Jarrón con catorce girasoles (F458, JH1667), óleo, 95 x 73 cm, Arlés, enero de 1889, y que pertenece al Museo van Gogh de los Países Bajos como parte de la serie “Los Girasoles”.

Igualmente excepcional, el calibre de remonte manual 849 desarrollado en la manufactura, da vida a las horas y minutos, que cobran vida en la cara frontal de la pieza e indican el paso de las horas y minutos, que nos remontarán a la vida del pintor gracias a una cortinilla que “aparece y desaparece” la escena del impresionista plástico. Esta referencia, como cada cuadro de van Gogh es irrepetible debido a que el esmaltado en miniatura no puede ser replicado y por tanto no será igual en cada una de las cinco piezas que Jaeger-LeCoultre desarrolló, asimismo, los relojes estarán presentados en el Museo a partir del 4 de septiembre de este año, coincidiendo con la inauguración de la nueva entrada al recinto.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Finalmente, el mecanismo de la pieza latirá a 21,600 a/h durante al menos 35 horas, no obstante la complicación reside en el sistema de cadena rotativo que propone la admiración de una “persiana” que cede ante la bella escena de la pintura en la carátula. Construido en caja de oro rosa de 18 quilates, la pieza puede ser solicitada en Edición Limitada a 5 ejemplares.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: