El renacer de un clásico que rompió esquemas

Con una configuración de caja y carátula totalmente diferente a cualquier otro reloj OMEGA, el Seamaster Bullhead original lanzado en 1969 es considerado uno de los cronógrafos más raros, más coleccionables y más reconocibles jamás producidos por la Manufactura.

La caja, cepillada y pulida del Bullhead, el bisel giratorio interior y la colocación inusual de los pulsadores del cronógrafo y las coronas lo convirtieron pronto en un favorito entre los aficionados a los relojes. Su corona de cuerda a las 12 horas estaba flanqueado por dos pulsadores de cronógrafo y fue esta configuración única la que dio al reloj su apodo. También contaba con otra corona en la posición de las 6 que controlaba el bisel giratorio interior.

Con el fin de cumplir con una solicitud largamente anhelada por los entusiastas del Bullhead, OMEGA ha lanzado tres versiones del icónico cronógrafo; de las que solo se han producido 669 piezas de cada una.

Mientras que los nuevos modelos, con cajas simétricas y el bisel que los caracterizan, tienen todo el encanto de la versión original, hay algunas modificaciones que le dan los nuevos Bullhead su propia personalidad. Los pulsadores se encuentran, por supuesto, montados en la parte superior  pero la pulsadores redondos de la versión original fueron sustituidos por unos planos. Este es quizás el cambio más significativo que ha sufrido el movimiento.

Los nuevos Bullhead cuentan con el calibre automático Co-Axial 3113, que sustituye el calibre de cuerda manual 930 que se encuentra en el modelo vintage. El movimiento está equipado con un mecanismo de cronógrafo de rueda de pilares. Estos nuevos diseños de la nueva línea Bullhead capturan la fuerza de la original, con su bisel interior distintivo y las subcarátulas a las 12 y las 6 horas.

Acerca de 

Comunicóloga especializada en medios impresos y electrónicos. Escribir me apasiona tanto como la alta relojería con su preciso y encantador tic-tac.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: