El nuevo buque insignia de IWC

WW-OTOÑO 2010.

El calendario no requiere ningún tipo de correcciones o intervenciones por parte del usuario hasta el año 2100.

La familia de relojes Portugueses de la Manufactura relojera IWC, cumple en este 2010 ocho decenios de existencia. Para estar a tono con esta celebración, la firma de Schaffhausen presenta tres fascinantes novedades: el Portugués Grande Complicación, el Portugués Tourbillon Mystère Rétrograde y el Portugués Yacht Club Cronógrafo, todas ellas piezas de precisión de gran tamaño que evocan a los grandes navegantes portugueses como Vasco de Gama, Bartolomeu Dias o Fernando de Magallanes.

En 1990 IWC Schaffhausen lanzó el modelo Grande Complicación al mercado mundial, logrando con ello reunir a las más grandes complicaciones relojeras en un reloj de pulsera. Veinte años después, esta obra maestra de la relojería recibe un nuevo alojamiento en la caja de 45 mm de diámetro del Portugués.

Considerado el nuevo buque insignia de la familia de relojes más famosa de IWC, el Portugués Grande Complicación hereda algunos elementos técnicos de su predecesor: el Calibre Cronógrafo 79091 con cuerda automática y cronometraje de tiempos acumulados hasta 12 horas, la repetición de minutos y el calendario perpetuo autónomo, cuya información ningún otro reloj brinda: junto con la fecha, el día de la semana y el mes, indica también el año, el decenio, el siglo y el milenio con cuatro cifras.

El calendario no requiere ningún tipo de correcciones o intervenciones por parte del usuario hasta el año 2100, y además incorpora un indicador perpetuo de las fases de la Luna que sólo se desvía un día al cabo de 122 años en relación con el ciclo lunar real.

El espíritu y la tradición de los navegantes portugueses se aprecia también en el grabado del fondo de la caja de oro rojo. La esfera, con los apliques de oro rojo macizo, los números árabes de las horas y una minutería ferrocarril, está protegida por un cristal de zafiro abovedado y antirreflejos por ambos lados.

Los pulsadores del cronógrafo, rectangulares y ligeramente inclinados, adoptan el estilo sobrio de la caja del Portugués. Y es la corredera en la parte izquierda de la caja la que revela que este reloj alberga otro gran refinamiento mecánico: la repetición de minutos.

No cabe duda de que para el nuevo buque insignia de la flota Portuguesa, ha llegado la hora de levar anclas.

 

Portugués Grande Complicación

Referencia: IW3774

Calibre: 79091

Semioscilaciones: 28.800/h

Rubíes: 75

Reserva de marcha: 44 horas

Cuerda: automática

Materias: reloj y cierre plegable en oro rojo de 18 quilates, esfera plateada, correa de piel de cocodrilo marrón oscuro con costura de oro rojo de 18 quilates

Cristal: zafiro, canto arqueado, antirreflejos por ambos lados

Diámetro: 45 mm

Altura: 16.5 mm

Hermeticidad: 3 bar.

 

Acerca de 

Comunicóloga especializada en medios impresos y electrónicos. Escribir me apasiona tanto como la alta relojería con su preciso y encantador tic-tac.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: