El lujo de ser piloto, Alpina Startimer

Unos lentes oscuros, una camisa blanca y una corbata negra si se es piloto comercial, o unos guantes, chamarra con forro de borrega/salea, si se es piloto privado o aficionado, pero ¿no cree que en la ecuación anterior hace falta un elemento? Sí, uno muy importante, que ayudará a determinar la posición en la cual nos encontramos si los instrumentos de a bordo fallan, y que además goza de legitimidad total en el “ajuar” de cualquier piloto que se respete: el reloj.

La historia cuenta que fue inspirado en ellos, los pilotos, y que los instrumentos de precisión llamados reloj de bolsillo se mudaron a la muñeca con el fin de funcionar de manera más práctica durante las horas de vuelo, y además también se dice que los segundos horarios nacen a partir de esto, y que los índices amplios y romanos, las agujas generosas y las cajas de grandes dimensiones se desarrollaron para ellos, y luego se convirtieron en moda.

Así pues, Alpina goza de legitimidad total en cuanto a rendir homenajes a dicha historia, y recuperando las estéticas anteriormente mencionadas cuenta con un flamante instrumento para conquistar a los pilotos en este año que comienza: Alpina Startimer Pilot Chronograph Big Date.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hablamos de un mecanismo de cronógrafo  AL-372 con visibilidad extraordinaria gracias a su carátula negra y contadores en plateado, además de sus generosas proporciones para la caja –de 44 mm– construida en acero cepillado, brindando con él un efecto vintage que encantará a los aficionados y entusiastas a la aviación.

Asimismo, el Startimer Pilot Big Date elimina el módulo de crono para animarse del calibre suizo de alta precisión AL-280. Ambos aparatos están garantizados herméticamente hasta los 100 metros de profundidad, y se abrazan a la muñeca mediante una correa de textil de alta resistencia.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: