Ronde Croisière de Cartier, el cronometrador de tu vida

Los seres humanos protagonizamos una película constante en la que el tiempo da cuenta del ritmo en el que vivimos, y un reloj mecánico artesanal funge como el instrumento ideal para acompañar cada momento que deseamos atesorar:

Ronde Croisière de Cartier…

Ronde Croisiere de Cartier

Desarrollado bajo los códigos estéticos propios de la Maison: números romanos, la utilización del IIII (en reemplazo del IV) de acuerdo a la leyenda del reloj de La Conciergerie de París, carátula romain moderne, agujas –caladas– de acero negro en forma de espada y corona de acero/oro rosa con espinela negra, la pieza no esconde su personalidad Cartier, pero invita a lucirse en cualquier escenario.

El corazón

De alto valor técnico, el movimiento seriado 1847MC (Manufacture Cartier), y en homenaje al año de creación de la Maison, lucirá un acabado Vagues de Genève. Cuenta con un sistema de carga automático habilitado para remontuar en ambas direcciones, lo que hace de éste un barrilete de carga rápida gracias a un sistema de leva especialmente concebido para el calibre que, almacenará 42 horas de energía y las liberará a una frecuencia de 4 Hz (28,800 alternancias por hora), pero que sin duda acelerará su pulso cada que llegue el momento de vestirlo.

Cartier

Personalidad propia

Su carácter decididamente casual le acompañará durante un desayuno a las orillas de los Hamptons, Nueva York, pero por la noche liberará su lado chic, dando bienvenida a una cena con champagne. Sus características se inspiran en la navegación y el ocio; la vida del mar y la tierra por igual, por lo que su construcción radica en una caja –de acero inoxidable– de 42 mm y un bisel deportivo tratado con DLC (Diamond Like Carbon) negro, el cual confiere la dureza del diamante a la superficie con la finalidad de resistir las inclemencias de un bon vivant.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La lectura

Inmediata y tan sofisticada como minimalista, así se aprecia el pasar de las horas y minutos, y de los segundos y la fecha gracias a una “triada” de carátulas que llenan su circunferencia de color plateado, antracita/plata y antracita oro rosa de 18 quilates, siendo esta última la que extiende un look áureo hacia el bisel. Adicionalmente, su cristal de zafiro impedirá que los arañazos perturben la apariencia de su reloj. Finalmente el conjunto abrazará su muñeca gracias a una correa de piel de becerro con efecto tela mientras que su broche de acero le asegurará en todo momento.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Las tres referencias se presentan en diámetro de 42 mm: acero, y acero/oro de 18 quilates para el bisel, corona e indicadores.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

One Comment

  1. JUAN CARLOS RUELAS BLANCHET 17 septiembre, 2015

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: