s

El futuro del tourbillon: Girard-Perregaux

Girard Perregaux¡Lo volvió a hacer…! 

Hace algunos siglos, Girard-Perregaux presentó el tourbillon de tres puentes de oro, y para le fecha, era tan llamativo como lo es el novedoso torbellino presentado en Baselworld, es decir que el espíritu pionero de Jean-François Bautte y Constant Girard nos siguen llevando hacia el mismo destino: futuro horológico.

A partir de ya, se hizo efectiva la dirección que GP nos prometió hace poco más de un año. La consigna era hacer relojes que innovaran y llevaran al siguiente nivel a la horología concebida en La Chaux -de- Fonds; respetando sus orígenes y colecciones tradicionalmente hermosas, pero también cumpliendo con la máxima que les dio vida: la innovación.

Hoy miramos un tourbillon de tres puentes de oro y nos sorprende su belleza y grabado, pero en aquella época era como admirar un reloj concepto, falto de carátula y totalmente extraordinario. Es por ello que nos emociona compartir el flamanteGirard Perregaux “tri-axial” presentado este año, y también la reinterpretación del tres puentes, antes de oro, y ahora de titanio con estética que mira hacia el futuro.

Neo-Tourbillon con Tres Puentes

Después de 150 años de la revolución provocada por el emblemático reloj de bolsillo, conocido en México como “La Esmeralda”, el Neo-Tourbillon irrumpe para suprimir el bisel y llenar de luminosidad el centro de la platina arenada tratada con rutenio color antracita. Esto suscita la admiración del flamante calibre modular GP09400 y sus tres puentes –ahora fabricados en titanio– angulados, arenados, esqueletados y tratados con PVD negro. Pero como estamos hablando de un tourbillon, debemos mencionar que la jaula está diseñada bajo los cánones históricos de GP, es decir, su diámetro es mayor que el de muchas otras, lo que posibilita recibir acabados dignos de la más alta talla relojera, tales como: bordes ahuecados y biselados, a juego con las agujas caladas para la indicación de las horas/minutos, haciendo contraste con el volante color negro. El peso del torbellino de 80 piezas es de 0,25 gramos, y gira a razón de una vuelta por minuto. Finalmente, la energía es adquirida gracias a un microrrotor de oro blanco situado debajo del barrilete, mismo que ofrece hasta 72 horas de autonomía.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: