DeWitt nos enseña su esqueleto

DeWitt

La casa relojera DeWitt continúa ofreciendo prueba de su valor artesanal y sus virtudes en creatividad horológica. Nos complace presentar el último lanzamiento de la manufactura, que tuvo que venir acompañado del desarrollo de un calibre seriado DW8028, que late a la levedad relojera de 18,000 a/h gracias a un volante de inercia variable que le permite alcanzar las 72 horas de autonomía.

Regresamos al pasado y reinterpretamos el futuro de una marca que busca rendir un homenaje a la artesanía ancestral a partir del esqueletado de un calibre y al posicionamiento de un tourbillon en punto de las 6 horas. Dicho mecanismo hace uso de una espiral con curva Phillips con calidad Straumann® lo que quiere decir que es antimagnética y se autocompenza, garantizando una homogeneidad en su oscilación gracias a su sujeción con un volante de oro de 18 quilates, mismo material utilizado para la rueda de escape y el áncora de dicho sistema.

 

Eliminar hasta lo necesario sin comprometer la dureza del movimiento

Esta es la filosofía de DeWitt, que no quiso comprometer la calidad y precisión de su calibre al liberar en exceso material que sirve fundamentalmente a la precisión, es por ello que la platina calada y los puentes nos confieren una estética tipo laberinto esqueletado con perspectivas asombrosas, lo que nos regala una profundidad mecánica maravillosa a pesar de la robusta arquitectura del esqueleto. La caja de 43 mm de titanio grado 5 tratado con PVD chocolate y sus agujas azuladas exhalan con fuerza un mensaje de alta relojería, innovación y respeto a la tradición centenaria de la industria en su máximo esplendor.

DeWitt Skeleton Manufacture

DeWitt Skeleton Manufacture

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: