Del aire al océano con Breitling

No por nada son señalados como “instrumentos para profesionales”, y es que cada uno de los relojes portadores del sello Breitling, posee una cualidad que destaca por encima de las demás: la calidad.

Sus movimientos de manufactura, las dimensiones masivas de su caja, el importante sello de hermeticidad, así como cada uno de sus diseños, hacen de Breitling un protagonista en la relojería de alta gama, y sin importar que su herencia provenga del aire, la expertise relojera salpica a cada una de sus colecciones. Es así, que este año Breitling toma de una de sus líneas más poderosas y exclusivas: Avenger II, para presentarnos el modelo Avenger II Seawolf, un auténtico instrumento de precisión para buzos profesionales con un estilo más técnico, funcional y potente, ideal para todas las misiones y aventuras submarinas.

Avenger II Seawolf // Movimiento: mecánico automático a 28,800 a/h / Caja: 45 mm de acero pulido y satinado / Fondo de titanio grabado / Bisel: unidireccional / Cristal: zafiro / Hermeticidad: 3000 metros.

Avenger II Seawolf // Movimiento: mecánico automático a 28,800 a/h / Caja: 45 mm de acero pulido y satinado / Fondo de titanio grabado / Bisel: unidireccional / Cristal: zafiro / Hermeticidad: 3000 metros.

Su caja, ligeramente más plana, exhibe un perfil más ergonómico, cualidades que le confieren la posibilidad de sumergirse hasta los ¡¡¡3 mil metros!!! Provisto de un bisel giratorio unidireccional, el novedoso modelo cuenta con una válvula de seguridad que permite compensar las diferencias de presión entre el exterior y el interior de la caja. Asimismo posee una corona a rosca con relieve antiderrapante y nuevas cifras “chablon” con trazos vigorosos y dinámicos. Además, el fondo de la pieza –de titanio– se encuentra grabado con escala de conversión de medidas anglosajonas.

El renovado modelo de la colección Avenger II posee estructuras mecánicas de cuerda automática con certificación de cronometría COSC, sello que garantiza la precisión y fiabilidad en: tierra, mar y aire.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: