Colección CT60: Tiffany renueva su herencia relojera

timeline-1b

La relación de Tiffany con la relojería comenzó en 1847 cuando la marca inició la venta de guardatiempos en su tienda en Lower Broadway en la ciudad de Nueva York. En 1853 Charles Lewis Tiffany instaló una estatua del mitológico titán griego Atlas sosteniendo un reloj sobre la entrada de su tienda convirtiéndose en uno de los primeros relojes públicos de la ciudad y en un ícono de la emblemática tienda.

timeline-3a

timeline-5La aportación de la marca a lo largo de la historia ha sido realmente relevante ya que en 1868 Tiffany presentó el primer cronómetro de EE.UU., el Tiffany Timer, y para 1874 inauguró un edificio de cuatro pisos en Place Cornavin en Ginebra, Suiza. Un año después, Tiffany & Co. obtuvo la primera patente por sus mejoras en relojería, entre ellas, correas para relojes finamente elaboradas, escapes de áncora de retroceso y reguladores de relojes. Su trabajo en esta área le valió la obtención de diversos galardones en la Feria Mundial de Chicago celebrada en 1893. Sin embargo, una de las aportaciones más importantes de Tiffany a la relojería es la pintura luminiscente, patentada por su Gemólogo en Jefe, George F. Kunz en 1903.

Con el paso de los años, y adaptándose a las tendencias y necesidades de las diferentes épocas, creó relojes de pulsera más pequeños y simples, no obstante, dejando de manifiesto su fuerte influencia en la joyería, desarrolló espectaculares relojes cocktail con diamantes.

Audaces relojes inspirados en New York y corazón Swiss Made

En la década de los 40 Tiffany fabricó un ingenioso reloj de bolsillo para las mujeres que décadas después, inspiraría la creación del reloj Tiffany East West. En 1945, el Presidente Franklin Delano Roosevelt recibió un reloj Tiffany como regalo de cumpleaños, el cual portó durante su histórica conferencia de Yalta. Es precisamente esta pieza la que inspira la más reciente colección de relojes: Tiffany CT60.

timeline-13

Este nuevo capítulo relojero da fe de un legado de 165 años de excelencia, reflejando su espíritu neoyorkino y dejando de manifiesto la calidad de los relojeros suizos. La línea, que rinde homenaje a Charles Lewis Tiffany, conocido como el inventor del minuto neoyorkino, se caracteriza por sus líneas limpias y su carácter vintage: relojes de tres manecillas, calendarios y cronógrafos en oro rosa, acero inoxidable con atractivas esferas que lucen el soleil café, blanco, gris o azul así como cifras en poudré de oro o plata y que incorporan técnicas como el Cotês de Genève o el Perlage. Conozcan las piezas que marcan el minuto neoyorkino.

La relación Tiffany & Co. y Patek Philippe

Todas las Manufacturas de gran tradición encierran ricas historias, ese es precisamente el caso de Tiffany y Patek Philippe. Si usted ha visitado alguna de las tiendas Tiffany en Nueva York, Atlanta, Beverly Hills, Honolulu, Houston o San Francisco seguramente habrá visto relojes Patek Philippe en ellas, aquí el por qué…

La asociación de Tiffany con Patek Philippe comenzó en 1851, cuando Antoine Norbert de Patek, en busca de los mejores distribuidores del mundo para sus relojes, conoció a Charles Lewis Tiffany en su tienda en Nueva York.
Con un simple apretón de manos, el joyero y relojero establecieron una relación basada en la integridad y el compromiso con la excelencia que perdura hasta nuestros días. En 2008, Patek Philippe aumentó su presencia en Tiffany cuando abrió su primera tienda en Estados Unidos dentro de la tienda insignia de la marca en la Quinta Avenida, situada en el mezzanine. El elegante espacio celebra la herencia y el renombre mundial del relojero y pronto se extendió a otros de los puntos de venta de Tiffany en la Unión Americana.

Acerca de 

Comunicóloga especializada en medios impresos y electrónicos. Escribir me apasiona tanto como la alta relojería con su preciso y encantador tic-tac.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: