Classic Fusion Limited Edition en homenaje a Arturo Fuente

Viajamos a 2012 cuando la marca se juntó con la Fundación Fuente, producto de una amistad entre ambas Casas que tiene razón en la meticulosidad, fabricación, selección de los mejores materiales, producción organizada en talleres y, por supuesto la búsqueda de la excelencia.

Sin embargo, en esta ocasión se celebra a la Familia Fuente como tal, a la “Tabacalera Arturo Fuente y Compañía”, que rinde tributo a la artesanía del humano y a la precisión necesaria para reproducir los mejores cigarros y la mejor relojería.

Desde su creación en Cuba en 1912, el negocio de “Tabacalera Arturo Fuente y Compañía” ha sobrevivido a muchos desafíos a lo largo del camino. Tales como un desalojo forzoso de Cuba después de la llegada de los Castroistas al poder, exiliados tanto en Florida como en Nicaragua, para eventualmente establecido en la República Dominicana.

Aquí es donde sus plantadores y rodillos finalmente encontraron un lugar que midió hasta su inmenso talento. A principios de los años ochenta, Carlito Fuente, digno descendiente del fundador, Arturo, decidió instalar su fábrica de cigarros, a pesar de los consejos de todos para que no se instalara en la República Dominicana. Fue una apuesta que valió la pena: ciento cinco años después de su nacimiento, la marca Fuente ha encontrado el lugar que le corresponde, ha competido y superado a los mejores productores cubanos de cigarros.

Asimismo, este fin de año la colaboración entrega una nueva creación rinde homenaje a este amor común de la artesanía fina: el reloj Hublot Classic Fusion Fuente Limited Edition. Esta nueva versión vendrá en tres modelos producidos en Ediciones Limitadas.

Utilizando la famosa estructura Classic Fusion con caja de 45 mm de diámetro, el primero de los modelos se ofrece en King Gold, una aleación única desarrollada por la Casa y que combina oro y cerámica. Hecho de este material precioso, el caso, el bisel y la corona están finamente grabados, rindiendo homenaje a la casa Fuente. El caso presenta un dibujo de hojas de tabaco mientras que el bisel reproduce un motivo que recuerda a las baldosas de barro que adornan los pisos de las antiguas casas coloniales de La Habana e incorporan la letra X, emblema de la familia Fuente.

En la parte posterior del reloj está grabada con una ilustración que evoca a Güines, la ciudad de la provincia de La Habana, donde la historia de la familia Fuente se arraigó. También está marcado con “Château de la Fuente” y el número de serie del modelo de Edición Limitada.

Asimismo, la caja chapada en oro, ofrece una carátula que viene en color borgoña, una tonalidad también se utiliza en su correa de desplegable hebilla de cierre en piel de caimán forrado de goma. Se producirán cincuenta piezas de esta versión.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: