Chronoswiss Regulator Classic Edición Playboy

Vaya que Chronoswiss decidió rendir tributo a lo que apasiona al hombre. Y es que hablar de un título editorial como el de Playboy, no es para menos. Es por ello que este año la firma nos sorprendió con referencias dedicadas a sinergias tan excitantes como varoniles.

Hace un par de números hablábamos de la comunión que se dio entre Alfa Romeo y su Giulia Quadrifoglio Edition, y en esta ocasión cerramos el año con una pieza que se planeó previo a la triste noticia que convirtió a Hugh Hefner en inmortal.

Pocos lo saben, pero siete años antes de la fundación de Playboy, Hugh Hefner era francotirador del ejército y sirvió durante la Segunda Guerra Mundial. Este genio –literalmente– contaba con un coeficiente intelectual de 153 puntos. Su entusiasmo por el periodismo lo llevó a desarrollar caricaturas y a trabajar en una de las publicaciones para hombre más reconocidas de la historia.

No obstante, su sueño era crear la primera revista para caballeros con contenido sexual, pero elegante. Empeñó sus muebles, pidió préstamos y logró conseguir 8,000 dólares, suficientes para invertir en una foto inédita en la que Marilyn Monroe aparecía desnuda, antes de ser famosa. Creó con ello la primera edición de Playboy con 55,000 ejemplares.

Producto de esta leyenda nace un homenaje cargado de precisión, y que se inspira en los 45 años de Playboy Alemania.

45 piezas exclusivas

La particularidad de cada reloj es que tiene impresa una pintura en miniatura de las diferentes Playmates que ha tenido Playboy Alemania durante este periodo. El trabajo fue encargado al famoso ilustrador vienés Michael Pleesz.

La referencia alberga el calibre mecánico automático C.291 de la Casa, mientras que la caja está construida en acero inoxidable con recubrimiento DLC negro, a fin de garantizar su permanencia a lo largo del tiempo. En cuestión estética, la carátula luce una configuración de reloj regulador, con las horas ajustadas a las 12, los minutos centrales y un segundero pequeño en punto de las 6 horas.

Finalmente, la pieza se abraza al pulso mediante una correa de piel de cocodrilo de Luisiana con forro dorado.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: